Público
Público

Miles de personas se reúnen para despedir al portero alemán Enke

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Miles de aficionados se unieron a familiares, amigos y compañeros de equipo de Robert Enke para dar sus últimos respetos al portero de la selección alemana de fútbol el domingo en su funeral, cinco días después de que su suicidio sorprendiera a todo el país.

En un acto conmemorativo llevado a cabo en el estadio del Hannover, el último club de Enke, se reunieron 45.000 personas -entre ellos compañeros de la selección y entrenadores- que observaron pasar el ataúd del arquero hasta el medio del campo.

"Robert Enke nunca volverá a este estadio donde conquistó nuestros corazones", dijo en un breve discurso el presidente del Hannover, Martin Kind. "Tú fuiste un número uno en el sentido real de la palabra. Por eso es que nuestros corazones están tan dolidos", agregó.

Enke tomó su propia vida a los 32 años, al arrojarse bajo un tren tras haber luchado contra la depresión durante años.

Aficionados alemanes y de todo el mundo se sintieron afectados por su muerte, que se produjo tres años después de que su propia hija falleciera, con dos años de edad, como consecuencia de un problema cardíaco.

Su esposa Teresa lloró mientras estaba parada frente a un ataúd que fue cubierto con flores blancas, con un cuarteto de cuerdas que volvió más lúgubre un día fresco y soleado. La pareja había adoptado a una bebé en mayo pasado.

Otras miles de personas se quedaron paradas en silencio fuera del estadio, con velas y flores cubriendo la entrada a la sede del club.

Cuando el ataúd fue retirado del lugar, sonó el himno "You'll Never Walk Alone" en medio de un ensordecedor aplauso.

CAPITÁN DEL BENFICA

Enke, que sufría de depresión desde 2003, debutó en primera división en el Borussia Monchengladbach y luego se convirtió en capitán del popular Benfica de Portugal, antes de un paso sin éxito por el Barcelona.

El guardameta fue transferido al Fenerbahce de Turquía y luego regresó a España para jugar en el Tenerife, donde logró reconstruir su carrera.

Enke volvió a la Bundesliga al llegar al Hannover y finalmente debutó con la selección alemana en 2007.

Jugó ocho encuentros con el conjunto teutón e iba camino a consolidarse como portero titular del equipo después de una década a la sombra de Oliver Kahn y Jens Lehmann.

Sin embargo, las lesiones y enfermedades conspiraron contra su carrera como internacional, y tras perderse algunos partidos de la eliminatoria europea, su titularidad volvió a ponerse en duda.

"El fútbol no es todo", expresó al público el presidente de la federación alemana de fútbol (DFB), Theo Zwanziger. "El fútbol tiene que no ser todo", reiteró.

Se realizó un minuto de silencio en honor a Enke en varios partidos disputados en los últimos días, incluyendo uno del Barcelona por la Copa del Rey y un duelo entre Inglaterra y Portugal en la eliminatoria para el campeonato europeo sub-21.

Alemania canceló un amistoso contra Chile que tenía previsto para el sábado.

Representantes del Barcelona, entre otros muchos directivos de clubes, se hicieron presentes en el estadio del Hannover el domingo, al igual que políticos, incluyendo al ex canciller alemán Gerhard Schroder.

El cuerpo de Enke descansará junto a la tumba de su hija en un cementerio cercano a la ciudad de Hanover.

Más noticias en Política y Sociedad