Público
Público

Millenium, diez millones de copias para una novela negra

Con una estructura que recuerda a la de las antiguas novelas por entregas, la trilogía Millenium arrasa en todo el mundo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Con una estructura que recuerda a la de las antiguas novelas por entregas, la trilogía Millenium arrasa en todo el mundo, con más de 10 millones de libros vendidos y con lectores que esperan impacientes la aparición del último volumen para saber qué ocurre con Mikael y Lisbeth.

Cuando en 2001 el periodista sueco Stieg Larsson comenzó a escribir la larguísima historia que finalmente se dividiría en una trilogía, no se podía imaginar el fenómeno editorial en que se convertiría y ello sin apenas promoción y como resultado del 'boca a boca' entre los lectores.

Larsson falleció en 2004, apenas unos días después de entregar la última parte de sus manuscritos y no pudo ser testigo del enorme éxito que sus libros han tenido en Europa y que empiezan a tener en el resto del mundo.

Una trilogía -Los hombres que no amaban a las mujeres, La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina y La reina en el palacio de las corrientes de aire- que ha vendido 3 millones de ejemplares en Suecia; 2,6 en Francia y 800.000 en España, en este caso sólo de los dos primeros volúmenes.

Los nombres de Mikael Blomkvist y Lisbeth Salander, los protagonistas de Millenium, se han hecho familiares entre los aficionados a la novela negra, que han caído rendidos a los encantos de una historia narrada de forma sencilla y sin artificios pero con múltiples referencias y más compleja de lo que parece a simple vista.

Porque si lo que se espera de una novela negra es que te enganche, en este caso lo que provoca es un 'flechazo', según los editores de los países europeos en los que más éxito ha tenido.

Larsson era un periodista, conocido en su medio profesional en Suecia pero desconocido para el público general, que había fundado una revista anti-fascista, Expo, y que había escrito varios libros sobre este tema. 'Era sólo conocido en pequeños círculos y sus libros de no ficción se publicaron en tiradas reducidas', explica Zoi Santikos, de la agencia Norstedts, que gestiona los derechos de Millenium. No había ninguna expectativa por la obra que, sin embargo, enganchó de inmediato a sus editores que, 'en cuanto leyeron los manuscritos supieron de inmediato que esos libros eran algo más'.

La misma sensación tuvo el editor francés Marc de Gouvenain, de la editorial Actes Sud, que descubrió los libros y tuvo 'un verdadero flechazo, por lo que los compró inmediatamente, incluso antes de que fuera publicados en Suecia', explican  fuentes de esta casa francesa. Algo parecido le ocurrió a la española Silvia Sesé, editora de ficción de Destino, quien explica que leyó los libros en francés e 'inmediatamente' se dio cuenta 'de lo que tenía entre manos'.

Sesé ha dicho que ha sido, en cierto modo, un éxito 'inesperado' y al mismo tiempo sabían que era 'una novela magnífica', por lo que las buenas expectativas de vender unos 20.000 ejemplares se desbordaron hasta los 800.000 sólo en España, y ya han comenzado a llegar a Destino, que tiene los derechos para las ediciones en español, los ecos del éxito en Latinoamérica.

El tercer libro aún no se ha publicado en español -a la espera de que se finalice la traducción, no se sabe si se publicará antes o después del verano-, y los lectores esperan impacientes su aparición. Una historia que ya se ha publicado en 20 países y cuyos derechos se han vendido a 40, según la agencia Norstedts, entre ellos Brasil, China, Indonesia, Israel, Rusia o Turquía.

Más noticias en Política y Sociedad