Público
Público

Las Minas de Almadén entran en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las Minas de Almadén (Ciudad Real, España) y las de Idrija (Eslovenia) fueron incorporadas hoy a la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco, informó el organismo mundial en Twitter.

La decisión sobre la candidatura conjunta de estos dos sitios fue adoptada por el Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco, que celebra su 36 sesión en la segunda ciudad de Rusia.

El Comité reconoció su valor como las minas de mercurio más grandes del mundo y ejemplos únicos de la explotación de este metal a lo largo de los siglos.

Asimismo, destacó que estas minas conservan un rico patrimonio material, que refleja las diferentes etapas del desarrollo científico aplicado para la extracción de este mineral.

Las características geológicas específicas de los depósitos de mercurio de Almadén e Idrija las han convertido en ejemplos excepcionales de esta minería y su cierre ha supuesto la transformación adecuada de este recurso económico industrial en recurso patrimonial cultural.

El sitio español, señala la Unesco en un comunicado, incluye varios lugares relacionados con su historia minera, como el castillo de Retamar, edificios religiosos y pozos tradicionales.

En Idrija hay almacenes e infraestructura vinculados con el mercurio, así como viviendas de mineros y un teatro.

Almandén e Idrija dan "testimonio del comercio intercontinental del mercurio, que generó importantes intercambios entre Europa y América durante siglos", agrega la nota.

En su sesión de hoy, el Comité también incluyó La Mezquita del Viernes de Isfahán (Irán) y la industria perlífera tradicional de Baréin en lista del Patrimonio Mundial de Unesco.

En el prestigioso listado del organismo mundial fueron inscritos hoy también el paisaje del Gran Pré (Canadá), la Ópera de los Margraves de Bayreuth (Alemania), la guarnición y ciudad fronteriza portuguesa de Elvas (Portugal) y sus fortificaciones, la torre funeraria Gonbad-e Qabus (Irán) y el patrimonio arqueológico del valle de Lenggong (Malasia).

La 36ª sesión del Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco comenzó el pasado domingo y se extenderá hasta el próximo 6 de julio.