Público
Público

La ministra española de Defensa homenajea a las víctimas del Yak-42 a su llegada a Afganistán

EFE

La ministra española de Defensa, Carme Chacón, rindió hoy homenaje a su llegada a Afganistán a los 62 militares españoles fallecidos en el accidente del avión Yak-42 en mayo de 2003 cuando regresaban de participar en una misión de la OTAN en este país.

Chacón descubrió un monolito en el aeropuerto de Kabul en recuerdo de los fallecidos ante la presencia de algunos de sus familiares, que han viajado junto con la ministra desde Madrid en el marco de su breve visita a Afganistán para ver a las tropas.

"A los militares españoles que contribuyeron a la paz en Afganistán y perdieron la vida en Trebisonda (Turquía) el 26 de mayo de 2003", reza la placa estampada en el monumento.

Es la primera ocasión en la que Chacón homenajea en territorio afgano a los militares muertos en aquel accidente, algunos de los cuales estaban destacados en el aeropuerto de Kabul.

Junto a la ministra, estuvieron presentes el presidente de la Asociación de Familiares de Víctimas del Yak-42, Miguel Ángel Sencianes, y otros dos miembros de la directiva, Granada Ripollés y Francisco Cardona, quienes colocaron un ramo de flores al pie del monolito.

También participó el jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general José Julio Rodríguez, que acompaña a la ministra en su visita a Kabul, y el embajador de España en Afganistán, José Turpín.

Chacón expresó su agradecimiento a los soldados que perdieron la vida cuando regresaban de Afganistán por su tarea "ejemplar" y la aportación que hicieron en favor de la paz.

"Siguen vivos entre todos nosotros y siguen vivos entre sus compañeros. Nunca, nunca, los vamos a olvidar. El mayor tributo que se puede ofrecer a los fallecidos no es el duelo, sino la gratitud", afirmó la ministra.

Según Chacón, con su empeño por "devolver la dignidad y la estabilidad" a Afganistán "demostraron estar realmente vivos y por esa razón, nunca morirán del todo".

Después de las palabras de la titular de Defensa y de una oración en recuerdo de los 62 militares, sonaron los acordes del himno "La muerte no es el final".

El accidente del Yak-42 es la mayor catástrofe que ha habido hasta ahora en las Fuerzas Armadas españolas.

La Audiencia Nacional mantiene una causa abierta para investigar si hubo irregularidades en la contratación y uso de aviones como el que se siniestró.

Este proceso se mantiene en marcha después de que el mismo tribunal condenara este año a los responsables de los errores que hubo en la identificación de los cadáveres.

El homenaje tuvo lugar antes del acto de traspaso del mando del aeropuerto de Kabul, que España ejercerá en los próximos siete meses dentro de su participación en la misión internacional (ISAF).

Más noticias