Público
Público

Los ministros de la Eurozona discutirán hoy el aumento del fondo de rescate

EFE

Los ministros de Finanzas de la zona euro discutirán hoy la posibilidad de ampliar la dotación y los usos del fondo de rescate adoptado la pasada primavera para socorrer a los países afectados por la crisis de la deuda soberana.

El miércoles pasado, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, hizo un llamamiento a los estados miembros para que adopten una decisión en este sentido antes de febrero, en un movimiento que fue también apoyado por el presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, favorable a esta opción.

Trichet llamó la atención sobre la necesidad de mejorar de manera "cuantitativa y cualitativa" el diseño del fondo de rescate, permitiendo una "máxima flexibilidad" a la hora de cumplir su mandato de ayudar a los países con problemas de financiación.

La institución monetaria con sede en Fráncfort aboga por permitir que el fondo compre bonos soberanos de los países periféricos de la zona euro como medida para amortiguar las subidas de los mismos, así como un incremento de la capacidad real de financiación del fondo y el recorte de los elevados intereses que deben pagar los países receptores de ayuda.

El Banco Central Europeo ya tiene un programa de compra de deuda de los países afectados pero ha avisado de que éste es temporal.

Otra de las opciones que será discutida por los ministros de Finanzas europeos es el uso del fondo de manera preventiva, según señaló la ministra de Finanzas francesa, Christine Lagarde.

Este uso preventivo podría articularse mediante la concesión de líneas de crédito sujetas a menores condiciones que las aplicables al programa de asistencia habitual, explicaron fuentes europeas.

El fondo de rescate creado por los países de la zona euro está dotado con 440.000 millones de euros, a los cuales hay que añadir la aportación con cargo al presupuesto comunitario gestionada por la Comisión Europea y la contribución del Fondo Monetario Internacional, hasta sumar 750.000 millones.

Sin embargo, la Unión Europea ha reconocido que la capacidad del mismo es menor, debido a que necesita mantener una cantidad de capital para conservar la mejor calificación a la hora de acudir al mercado a por financiación.

En este sentido, el ministro belga de Finanzas en funciones, Didier Reynders, abogó por doblar la capacidad del fondo.

Sin embargo, el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, como representante del principal país garante del fondo, expresó su oposición a un aumento del mismo, aunque mencionó la posibilidad de incrementar la cuantía realmente disponible.

Fuentes europeas manifestaron su temor ante la posibilidad de que el debate sobre el incremento del fondo sea interpretado por el mercado como una señal de que países como España o Portugal, afectados por la crisis de la deuda, podrían necesitar acudir al mismo.

Sin embargo, una alta fuente española aseguró el pasado jueves que "todo aquello que conduzca a una mayor solidez de la capacidad de respuesta de la UE es un aspecto positivo".

Además de la ampliación del fondo de rescate temporal, los ministros de Finanzas europeos debatirán mañana y pasado la adopción de un fondo de rescate permanente para sustituir al temporal, que caduca en 2013.

Asimismo, continuarán avanzando en la reforma de la disciplina fiscal y el sistema de gobernanza europeo, claves para evitar nuevas crisis en la región.

Más noticias