Público
Público

Los ministros de Exteriores se reúnen en Bruselas para preparar la cumbre económica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) se reúnen hoy en Bruselas para preparar la cumbre de líderes comunitarios de esta semana, centrada en la discusión sobre la lucha contra el cambio climático y la economía.

Los ministros tratarán también la crisis política en Serbia y la situación en los Balcanes, Afganistán y Pakistán, así como las próximas elecciones de Zimbabue y la marcha de las negociaciones de la Ronda de Doha de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Otros puntos que repasarán los jefes de la diplomacia comunitarios será el intento de la UE de negociar de forma conjunta con EEUU acuerdos sobre visados y la política hacia Irán tras el endurecimiento de las sanciones de la ONU a ese país por su programa nuclear.

El Consejo de Ministros de este lunes ultimará los textos que debatirán los jefes de Estado y Gobierno en la cumbre del jueves y viernes, especialmente las medidas propuestas por la Comisión Europea a cada país de la UE para luchar contra el cambio climático.

El objetivo de las medidas es cumplir, entre otros, los compromisos de que la UE reduzca un 20 por ciento sus emisiones de CO2 para 2020, y también que para ese año el 20 por ciento de su consumo energético proceda de fuentes renovables.

Pero esas cifras son totales en la Unión, ya que habrá diferencias por países respecto a su nivel actual, y es ahí donde van a comenzar las disputas.

En el mercado interior de la energía, se espera la confirmación del objetivo de lograr para junio próximo un acuerdo sobre la espinosa cuestión de la separación patrimonial de las redes energéticas propuesta por la Comisión, a la que se opone un grupo de ocho países liderados por Alemania y Francia, aunque otros países no están dispuestos a renunciar a ello.

El principal debate en cuestiones económicas se centrará en los fondos soberanos -gestionados por los gobiernos-, y hay diferencias acerca de hasta dónde debe extenderse el código de conducta voluntario que quiere impulsar la UE.

La cumbre informal de primavera de los líderes comunitarios permite repasar también la marcha de las reformas incluidas en la llamada "agenda de Lisboa", que fue sometida a una importante revisión en 2005.