Público
Público

Mireia suma y sigue; Muñoz da la "espantá"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mireia Belmonte sumó hoy otro récord de España en los 400 estilos, una de las pruebas más exigentes de la natación, y otra mínima olímpica para Londres 2012, junto a Claudia Dasca, en esta distancia, y Marina García en los 200 braza, mientras que Rafa Muñoz no se presentó a las series de 50 mariposa.

El crono de Mireia, 4:33.91, es el tercero mejor del año en los 400 estilos y rebaja su anterior récord nacional que tenía ella misma desde abril del año pasado en 4:34.91, en Madrid.

El de esta tarde es el cuarto tiempo olímpico que acredita en 2012 Belmonte, de 21 años, y el de los 200 braza el segundo de Marina García.

Con el de Dasca, una de las promesas de la natación española, nacida en 1994, el equipo nacional tiene ya catorce mínimas olímpicas. Claudia, que luego ganó los 1.500 libre, paró el crono en 4:40.75 cuando la mínima estaba en 4:41.75. Beatriz Gómez fue tercera en los 400 estilos con 4:46.95.

La cruz hoy cayó del lado de Rafa Muñoz. Lo dijo el torero Rafael "El Gallo": la espantá es una suerte más del toreo. Hoy, Muñoz hizo suya la frase del legendario matador de comienzos del Siglo XX, pero en relación a su deporte y no se presentó a nadar por la mañana en las series de los 50 mariposa. Dio la "espantá".

Algo sorprendente que cobra carácter de increíble si se tiene en cuenta que es el campeón de Europa y que posee el récord del mundo de la distancia, logrado en esta piscina malagueña en 2009 cuando se utilizaban los bañadores fabricados con plástico.

Además, el nadador de Córdoba tenía que conseguir una marca que le diera una plaza en los 50 mariposa, una distancia que no es olímpica, en los Europeos de Debrecen (Hungría) y defender allí su medalla de oro lograda en Budapest en 2010.

Según dijeron a EFE fuentes de su entorno, Rafa se levantó "sin ánimo" después de que ayer no hiciera la mínima olímpica en los 100 mariposa, su objetivo del año.

En los 200 braza, Marina García se hizo con su segunda plaza olímpica con un tiempo de 2:26.37 cuando la mínima estaba en 2:26.89.

Marina paró el crono en 2:26.37 para batir a Jessica Vall, segunda con 2:29.20, y a Conchi Badillo, tercera con 2:29.98.

García y Badillo ya tenían una plaza en la capital británica en los 100 metros braza.

Melquiades Álvarez se queda sin Juegos Olímpicos, pues hizo 2:14.01 y tenía que bajar de 2:11.74. Aún así subió a lo más alto del podio en los 200 braza por delante de Mario Cortes y Sergio García, con 2:15.78 y 2:16.38, respectivamente.

El polaco Konrad Czerniak se hizo con la medalla de oro que debería haber disputado a Muñoz por delante del paraguayo Benjamín Hockin y de Pablo Mira. Czerniak paró el crono en los 50 mariposa en 23.62 por 24.19 y 24.40 de sus rivales.

La bielorrusa Aliaksandra Herasimenia batió el récord de los campeonatos con 26.05, que ella misma había establecido por la mañana en 26.52. Por detrás de ella tocaron el muro de la piscina de Málaga su compatriota Sviatlana Khaklova, con 27.01, y Gloría Martínez, con 27.67.

Eduardo Solaeche, una de las promesas de la natación española, nacido en 1993, no pudo con la mínima olímpica, pero sí con la europea y viajará a los continentales de Debrecen (Hungría) en mayo.

Solaeche hizo 4:19.31 por 4:19.89 de Taki Mrabet, medalla de plata, y 4:22.10 de Carlos Vives.

En los 100 libre masculinos ganó de nuevo Czerniak, con 49.70, por 49.97 de Hockin, y 50.23 de Matías Aguilera, y en esta distancia en categoría femenina Herasimenia pudo con Melanie Costa con 54.06 por 55.75 de la nadadora de Palma de Mallorca y 55.82 de Patricia Castro. La mínima en los 100 libre femeninos estaba en 54.57.

En los 800 libre masculinos se impuso Antonio Arroyo, con 8:03.58. Marc Torrens subió al segundo escalón del podio con 8:11.45 y Víctor Goicoechea lo hizo al tercero con 8:15.53.

En los 1.500, Claudia Dasca volvió a subir a lo más alto del podio por delante de María Vilas e Irene Andrea López, con 16:42.66 por 16:52.88 y 16:54.57 de sus rivales.

Más noticias en Política y Sociedad