Público
Público

Misoprostol previene hemorragia posparto en parto domiciliario

Reuters

Por David Douglas

La administración oral demisoprostol a cargo de parteras entrenadas en nacimientosdomiciliarios reduce significativamente la tasa de hemorragiasposparto. Este enfoque está recomendado cuando no es viable eltratamiento de elección con oxitocina por vía parenteral,publica un equipo en la revista BJOG.

Esto, según la doctora Jill Durocher, confirma pruebas yapublicadas de la efectividad del misoprostol "y destaca suaplicabilidad en la comunidad, donde aún no están disponibleslos uterotónicos inyectables".

El equipo de Durocher, de Gynuity Health Projects, estudióa 1.119 mujeres de Pakistán que tuvieron un hijo en villasremotas de las montañas con ayuda de una de 84 parteras.Inmediatamente después del parto y antes de expulsar laplacenta, las parteras les administraron a las mujeresmisoprostol o placebo por vía oral.

Según los autores, el uso de placebo fue considerado éticoporque la atención habitual en esa zona no incluye unuterotónico profiláctico durante el parto.

El uso del misoprostol redujo significativamente la tasa dehemorragia posparto de 500 ml de sangre o más (un 16,5 frente aun 21,9 por ciento).

Muchas menos mujeres tratadas con misoprostol sufrieron unacaída de hemoglobina superior a los 3 g/dl (un 5,1 versus un9,6 por ciento). De todos modos, los temblores y escalofríosaumentaron en el grupo tratado con misoprostol.

"El estudio llena un vacío en la literatura médica alaportar pruebas de que parteras bien entrenadas puedenadministrar misoprostol de manera segura y efectiva paraprevenir la hemorragia posparto", continuó Durocher.

"También proporciona nuevas pruebas que refuerzan lajustificación de incluir el misoprostol en la Lista Modelo deMedicamentos Básicos de la Organización Mundial de la Salud",añadió.

De hecho, señaló Durocher: "en octubre del 2010, GynuityHealth Projects y Venture Strategies Innovations solicitaronformalmente agregar el misoprostol en esa lista para prevenirla hemorragia posparto".

FUENTE: BJOG, enero del 2011

Más noticias