Público
Público

El modelo de economía español, más allá del ladrillo

PÚBLICO

A lo largo del boom económico que España vivió de 1994 a 2007, el capital acumulado en activos productivos creció el doble que el de la vivienda, lo que demuestra que el modelo español va más allá del ladrillo y que el país cuenta con una importante riqueza para salir de la crisis en la que está inmerso.

Así se desprende del informe El stock y los servicios de capital en España y su distribución territorial que la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) presentaron ayer. De acuerdo con el estudio, el capital total de la economía ascendía en 2007 a 4,7 billones de euros, es decir, un 67% más que en 1994. La vivienda representa la mitad del capital, aunque, según el informe, la intensa acumulación en este sector no ha hecho que se resienta el monto en otras áreas con mayor capacidad de generar servicios productivos.

En concreto, el capital productivo ha aumentado un 106% en términos reales, frente al 51% que se ha incrementado el residencial. Las dotaciones de capital en tecnologías de la información y la comunicación (TIC), por ejemplo, han crecido a un ritmo anual del 10,1%, frente al 3,2% de la vivienda.

Aun así, de los 5.569 euros anuales por habitante que se invirtieron en España de 1994 a 2008, 4.000 se dedicaron a activos de la construcción.

 

Catalunya, Madrid, Andalucía y el País Valenciano concentran casi el 60% de la inversión y el capital acumulado en 2007. Han ganado peso las provincias de los ejes que van de Madrid al noroeste y hacia Barcelona, lo que pone de manifiesto la relevancia del desarrollo de la red de alta velocidad. Las diferencias de capital neto por habitante siguen siendo importantes, y van de los 123.200 euros por madrileño a los 71.300 por andaluz, con una media de 96.900.

Más noticias de Política y Sociedad