Público
Público

Moratinos dice que la Casa Árabe une a Madrid y Córdoba para su éxito en los retos de 2016

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha destacado hoy la contribución que Casa Árabe puede hacer para que Madrid y Córdoba, sus dos ciudades sede, puedan tener éxito en los retos planteados para 2016, como son los Juegos Olímpicos y la Capitalidad Cultural Europea, respectivamente.

Moratinos ha expresado este deseo en su intervención durante el acto de la firma del convenio por el que el Ayuntamiento de Madrid cede el edificio de las Escuelas Aguirre, situado junto al Parque del Retiro, para que Casa Árabe establezca en él su sede definitiva.

El ministro, como presidente de esta institución, ha suscrito el acuerdo junto al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón.

Moratinos ha confiado en que la puesta en marcha de la sede de Madrid estimule el proyecto de rehabilitación de la Casa Mudéjar de Córdoba, que albergará el Instituto de Estudios Árabes, organismo integrado en Casa Árabe.

En este punto, se ha felicitado de que Casa Árabe ayude a unir a dos ciudades con grandes retos para 2016, como son los Juegos Olímpicos y la Capitalidad Cultural Europea.

"Estoy convencido de que contribuirá a reforzar sus metas y a crear sinergias entre ambas capitales y entre éstas y los países árabes con el fin de promocionar la cultura de la paz", ha añadido.

Córdoba aspira a ser Capital Europea de la Cultura en 2016 junto a Málaga, Burgos, Tarragona, Zaragoza, Cuenca, Cáceres, Tenerife, Segovia, Alcalá de Henares, Granada, Valencia, San Sebastián y Pamplona.

Moratinos ha confiado en que Casa Árabe sirva para unir "aún más" a España con el mundo islámico.

Esta plataforma diplomática se constituyó en julio de 2006 y en su consorcio, además de Exteriores y el Ayuntamiento de Madrid, participan las Comunidades Autónomas de Madrid y Andalucía y el Consistorio de Córdoba.

Ruiz-Gallardón se ha mostrado "orgulloso" de la contribución que la comunidad musulmana aporta al progreso de Madrid y España, aunque ha reconocido que "todavía es mucho" lo que los españoles tienen que descubrir del mundo árabe.

El alcalde ha afirmado que la cesión de las Escuelas Aguirre, inmueble de estilo neomudéjar construido a principios del siglo XX, responde a la voluntad de los madrileños de tener una relación con el mundo islámico que "no obedezca exclusivamente a razones históricas".

También ha expresado el deseo de poner la nueva sede al servicio de "la reflexión, el debate y el intercambio de ideas", elementos que, a su juicio, "no son privativos de Occidente y que pese a muchos tópicos, se encuentran inscritos también en lo mejor del pensamiento árabe".

En el acto, han estado presentes la directora de Casa Árabe, Gema Martín; los secretarios de Estado de Asuntos Exteriores, Bernardino León, y de Asuntos Europeos, Alberto Navarro, y embajadores de países árabes.

La reforma de las Escuelas Aguirre, obra del arquitecto Emilio Rodríguez Ayuso, ha tenido un coste de 3,2 millones de euros.

El edificio, de tres plantas, pasa a tener una superficie útil de 2.646 metros cuadrados en los que se distribuirán una sala de exposiciones, un salón de actos y un centro de documentación.