Público
Público

Moratinos se reúne con Raúl Castro en La Habana

El presidente cubano muestra su voluntad de afianzar las relaciones entre España y Cuba. El ministro español promete a Cuba interceder ante la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación Miguel Ángel Moratinos ha salido satisfecho de sus encuentros con el canciller cubano, Bruno Rodríguez, y en particular con el presidente, Raúl Castro, con el que se vio a solas durante casi tres horas. Aseguró que 'todos los objetivos que nos habíamos marcado para esta visita se han cumplido y se han normalizado todos los aspectos que quedaban todavía por cerrar en lo que es ya una relación intensa bilateral', lo que incluiría el regreso de los agentes del CNI a la isla. .

Asimismo, el titular de Exteriores consideró que no hay que 'pedir gestos' a Cuba sino que se trata de avanzar en la 'dirección adecuada' y que sean los cubanos los que decidan cómo 'llevar sus asuntos políticos'.

Anteriormente, el jefe de la diplomacia española había prometido a Cuba interceder para que la Unión Europea (UE) elimine la 'posición común' que irrita a La Habana, como objetivo 'objetivo principal' de la presidencia española en el primer semestre de 2010,  y aumentar la cooperación, que ya se duplicó desde 2007.

Por su parte, el presidente cubano trasladó a Moratinos, su 'voluntad de continuar en el proceso de reforma' y se comprometió personalmente a que los empresarios españoles que tienen dinero bloqueado en bancos cubanos recuperarán sus fondos.

Moratinos llegó el sábado para una visita oficial de 24 horas, durante la que ha tenido varias reuniones de trabajo y comidas con su homólogo cubano, Bruno Rodríguez, y poco antes de irse este lunes fue recibido por el presidente de la isla, el general Raúl Castro, en el Palacio de la Revolución.

La entrevista con el mandatario fue confirmada oficialmente por fuentes españolas poco antes de producirse. Durante la reunión, Castro dijo acoger satisfactoriamente la 'nueva actitud' del actual mandatario estadounidense, Barack Obama, según aseguró el propio Moratinos. 

Castro dijo acoger satisfactoriamente la 'nueva actitud' de Obama

'Hay un dialogo en materia de derechos migratorios y correo. Van a seguir trabajando en esa dirección, y esperan, lógicamente (...) el fin del bloqueo, que para ellos es un asunto fundamental', dijo Moratinos sobre al embargo comercial y financiero que Washington aplica a la isla desde hace casi medio siglo.

Según el ministro, las autoridades cubanas 'comprenden que la nueva administración norteamericana lleva poco tiempo, y esperan poder mejorar y, ¿por que no?, normalizar sus relaciones con Estados Unidos (...) con pleno respeto a la soberanía e independencia de Cuba'.

Moratinos y su homólogo cubano se declararon satisfechos del fortalecimiento de las relaciones bilaterales, que fueron normalizadas en 2007 durante la primera visita del ministro español. No obstante, según fuentes españolas, el visitante aclaró a los cubanos que la 'posición común' de la UE, aprobada en 1996, a instancias del anterior presidente del gobierno español, el conservador José María Aznar, fue acordada por unanimidad y, por tanto, debe ser retirada del mismo modo, lo cual no es fácil actualmente.

Los cubanos dicen que parece un contrasentido que La Habana haya normalizado sus relaciones con América Latina y lo esté haciendo ahora con Estados Unidos, en negociaciones sobre migración y correos que tienen más calado político del que parece, y la UE mantenga un escollo como la 'posición común'.

Moratinos planteó todos los temas que traía en agenda, incluidos los derechos humanos, la deuda de 2.000 millones que España mantiene a Cuba, el Centro Cultural Español cerrado y la situación de las empresas ibéricas en la isla, afectadas por la aguda falta de liquidez del gobierno de La Habana, dijeron diplomáticos que asistieron a las reuniones.

'En mi segunda visita puedo comprobar cuánto tenemos que trabajar juntos'  

Incluso trató el caso de un industrial español detenido en un centro de seguridad, Pedro Hermosilla, por el que se interesó personalmente, según las mismas fuentes.

Según Moratinos, la acogida que ha tenido en la isla 'demuestra el interés que tienen las autoridades cubanas, el gobierno de Cuba, de reforzar las relaciones bilaterales con España'. 'Eso era el objetivo principal desde que llegamos al gobierno en 2004: recuperar esa relación profunda, intensa, entre Cuba y España', declaró el ministro.

También dijo que la nueva política del gobierno que preside el socialista José Luis Rodríguez Zapatero ya ha tenido 'resultado' con la reanudación de la cooperación española con Cuba, que pasó de 17 a 34 millones de euros entre 2007 y 2009, y que seguirá aumentando.

'En mi segunda visita -añadió-, puedo comprobar cuánto tenemos que trabajar juntos, cómo se han ido mejorando de forma sustancial las relaciones, basadas en el respeto mutuo, en la confianza, en la voluntad de ayudarnos mutuamente, y de avanzar en lo que es una relación profunda, histórica, con enorme potencial'.

Sobre el viaje a Cuba del presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que Moratinos anunció hace un año para 2009, dijo hoy que 'se ha comentado y hay interés' del general Castro en reunirse con él. 'Esa visita sigue en pie', dijo el visitante, pero agregó que, en vista de la presidencia española de la Unión Europea (UE) durante el primer semestre de 2010, habrá que evaluar si se puede realizar en el segundo semestre o después.

De su negativa a reunirse con representantes de la disidencia interna cubana, dijo que 'España tiene una vocación clara de defensa de los derechos humanos, pero buscando resultados', y que ha hablado de ello con Castro y su canciller.

'No he venido a Cuba a reunirme con un sector de la sociedad cubana en particular -agregó-. He venido aquí para reforzar las relaciones bilaterales (...) que beneficien el proceso de reformas que está llevando Cuba'.

En cuanto a la situación de los Derechos Humanos, anunció una nueva reunión en febrero del mecanismos de diálogo en esta materia que se inició tras su primera visita en abril de 2007, que sería la cuarta, e indicó que el Gobierno cubano ha propuesto a España participar en un 'seminario cuatripartito' con Noruega y Suiza, países que también cuentan con un 'mecanismo bilateral de diálogo político y Derechos Humanos'.

'España siempre mantiene una posición clara de defensa y promoción de los Derechos Humanos', insistió Moratinos, asegurando que 'lo hacemos con voluntad de resultados, no para obtener réditos personales ni políticos' y 'en cualquier lugar y momento' y así se lo han hecho saber tanto al presidente como al canciller cubano, dijo.

Más noticias en Política y Sociedad