Público
Público

Los Mossos liberan a una joven retenida dos meses como venganza por romper con su novio

EFE

Los Mossos d'Esquadra han detenido a cinco personas de un mismo clan familiar acusadas de retener por la fuerza durante dos meses en Centelles (Barcelona) a una chica de 19 años, a la que agredieron y supuestamente también violaron, como venganza por haber roto con su novio.

Según ha informado hoy la policía catalana, los cinco detenidos, tres hombres y dos mujeres que al igual que la víctima son de etnia gitana, pasarán esta tarde a disposición del juzgado de Vic (Barcelona), acusados de los delitos de detención ilegal, lesiones, omisión del deber de socorro, trato degradante, amenazas y coacciones, y en el caso de uno de los arrestados también de agresión sexual.

La joven, de 19 años, fue liberada por los Mossos al atardecer del pasado viernes, tras ser localizada oculta bajo unas mantas en el interior de una antigua caseta de transformadores de luz situada en un campamento gitano ubicado en una zona boscosa cerca del cementerio de Centelles (Osona).

La joven presentaba, según los Mossos, un estado 'deplorable', ya que no se podía mover y tenía marcas evidentes de haber sido agredida en reiteradas ocasiones, como lo atestiguaban los moratones que tenía por todo el cuerpo y la cara.

Además, también tenía marcas de haber sido golpeada con una cadena, la cabeza la tenía rapada al cero y presentaba heridas de arma blanca en las piernas. La joven explicó a los agentes que durante los dos meses de cautiverio la tuvieron atada y que le daban comida sólo de vez en cuando.

Los mossos investigan ahora si la joven también fue violada, por lo que se ha imputado a uno de los cinco detenidos el delito de agresión sexual.

Al parecer, la joven se fue a vivir por su propia voluntad con la familia de dos de los detenidos, ya que era novia de un integrante del clan familiar.

No obstante, cuando se rompió la relación sentimental, la chica se quiso ir, momento en el que se lo impidieron por la fuerza y se inició su cautiverio de dos meses.

Tras ser liberada, la joven fue trasladada en el Hospital General de Vic, donde se recupera de la desnutrición y las lesiones sufridas.

Más noticias