Público
Público

Muammar Gaddafi insta a los líderes africanos a rechazar la ayuda de Occidente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El líder libio, Muammar Gaddafi, ha hecho un llamamiento a sus colegas africanos para que rechacen la asistencia occidental, porque, según afirmó, "socava vuestro poder".

"Nos colonizaron y ahora vienen con su asistencia. Deben rechazarla.. cualquier asistencia vinculada a condiciones debe ser rechazada", afirmó hoy Gaddafi en la clausura de una conferencia afro-árabe en la capital ugandesa que contó con la participación de 5.000 jóvenes procedentes de países árabes y del África subsahariana.

Ésta es la segunda visita de Gaddafi a Uganda desde comienzos de este siglo. En esta ocasión permanecerá cuatro días en el país y durante la misma inaugurará en Kampala la segunda mezquita más grande de África.

Gaddafi aprovechó la oportunidad para criticar a Occidente y denunció la "continua colonización que mantiene en la pobreza a los africanos".

"He viajado 20.000 kilómetros por carretera en África -y dudo que alguien más haya hecho lo mismo- y he visto como los africanos sufren en la pobreza", dijo el líder libio ante los miles de jóvenes que aplaudían y coreaban su nombre.

"Sudáfrica no es independiente, está llena de blancos y los negros viven en la pobreza. En (la República Democrática del) Congo, la población es muy pobre porque ese enorme país era propiedad del hombre blanco. ¿Cómo un país tan grande como el Congo puede haber sido propiedad de un solo hombre?", preguntó Gaddafi en referencia al antiguo dominio privado del rey belga Leopoldo II en el siglo XIX.

Gaddafi rechazó asimismo los límites que la mayoría de las democracias imponen a los mandatos presidenciales consecutivos, tildando la práctica de "ideología política occidental" y utilizó el ejemplo de su anfitrión, el presidente ugandés, Youeri Museveni, para ilustrar su punto.

"El presidente Museveni liberó a Uganda mediante una revolución, cómo puede alguien venir ahora a decir que debido a la constitución tiene que abandonar el poder", cuestionó Gaddafi.

Museveni subió al poder en 1986 tras cinco años de una rebelión armada e impuso un sistema de partido único, el de su grupo político, el Movimiento Nacional de Resistencia (NRM, en inglés) aduciendo que la multiplicidad de partidos sólo beneficiaba al tribalismo y fue elegido en comicios en los que sólo él participaba.

En julio de 2005, en un referéndum constitucional propugnado por el NRM, los ugandeses votaron a favor de restaurar una democracia multipartita, pero la reforma incluyó también la derogación de la cláusula que limitaba a sólo dos los mandatos presidenciales, lo que abrió el camino a la reelección de Museveni, que renovó su mandato en los comicios de febrero del 2006.

Gaddafi aconsejó que los demás líderes africanos también deben abolir los límites al número de mandatos presidenciales.

"Otros líderes africanos que tienen sus mandatos limitados por la Constitución, están 'inquietos y preocupados' porque no pueden aplicar sus programas revolucionarios de desarrollo", advirtió el gobernante libio.

Mañana, martes, Gaddafi y Museveni, presidirán conjuntamente la apertura de la segunda mezquita más grande de África (la mayor se encuentra en Marruecos) construida en Kampala con ayuda financiera de Libia.