Público
Público

Muere el estafador Bernie Madoff, el responsable del mayor fraude de Wall Street

El financiero fue condenado por haber construido la mayor estafa piramidal de la historia. 

Fotografía de archivo de marzo de 2009 de Bernard Madoff.
Fotografía de archivo de marzo de 2009 de Bernard Madoff. EFE

El exfinanciero Bernie Madoff, condenado a 150 años por perpetrar la mayor estafa piramidal de la historia de Wall Street, ha muerto en una prisión federal de Estados Unidos a los 82 años, informaron este miércoles varios medios estadounidenses.

El exfinanciero estaba confinado en la prisión de Butner, en Carolina del Norte, después de su sentencia en junio del 2009 por dirigir un fraude estimado en hasta 64.800 millones de dólares. 

Madoff fue detenido en diciembre de 2008 y tres meses después se declaró culpable de 11 delitos económicos que lo enviaron a prisión de por vida, con una sentencia de 150 años de cárcel. El año pasado había solicitado salir de la cárcel porque sufría una enfermedad renal en fase terminal, pero su petición había sido rechazada.

"Lo siento mucho y estoy profundamente arrepentido", dijo el inversor al admitir su culpabilidad en el tribunal federal del distrito sur de Manhattan, donde admitió que "este día tenía que llegar".

Esquema Ponzi

Madoff pasó de ser una de las figuras más prestigiosas de Wall Street a todo un símbolo de las peores prácticas bursátiles tras destaparse el gigantesco fraude de inversiones que operó durante años y que terminó por costar miles de millones a grandes y pequeños inversores. 

Madoff pasó de ser una de las figuras más prestigiosas de Wall Street a todo un símbolo de las peores prácticas bursátiles

Madoff, que llegó a presidir el mercado Nasdaq, había empezado su carrera en el mundo de la inversión a los 22 años, según aseguraba, al abrir una empresa con los 5.000 dólares que ganó como salvavidas en un trabajo de verano. 

Su negocio prosperó hasta convertirse en uno de los grandes actores de Wall Street y convirtió a este neoyorquino originario de un barrio obrero en una figura extremadamente respetada en los círculos financieros y en un miembro de la alta sociedad de la Gran Manzana. 

El financiero desarrolló un sistema fraudulento que prometía altas rentabilidades y que pagaba a los primeros inversores con las cantidades que captaba de los últimos en confiar en su gestión, una estafa piramidal que según las autoridades pudo causar pérdidas de unos 65.000 millones de dólares a clientes de todo el mundo. Pasada más de una década, las víctimas siguen aún recuperando dinero gracias a la liquidación de su firma y el trabajo de la Justicia estadounidense.

Una estafa piramidal que según las autoridades pudo causar pérdidas de unos 65.000 millones de dólares a clientes de todo el mundo

Operando siempre con secretismo y cultivando en todo momento un aire de exclusividad, Madoff atrajo a su firma a conocidas figuras de muchos ámbitos. Entre las miles de víctimas de las estafas de Madoff figuran tanto individuos de a pie como empresas, fondos de pensiones, fondos de cobertura y organizaciones de beneficencia. Entre ellos aparecen celebridades como Kevin Bacon, Kyra Sedgwick y John Malkovich, y una ONG asociada con el director de cine Steven Spielberg.

Los dueños del equipo de béisbol New York Mets, uno de los clientes que más tiempo fueron asesorados por Madoff, tuvieron problemas durante años para contar con un equipo competitivo debido a las pérdidas que sufrieron. 

Algunas de las víctimas de Madoff lo perdieron todo. Muchos procedían de la comunidad judía de Estados Unidos, en la que Madoff se desenvolvía como un importante filántropo. 

Nacido en 1938 en el distrito de Queens, Madoff estudió un año en la universidad de Alabama y se graduó en ciencias políticas en 1960 en la de Hofstra (Nueva York), además de asistir durante un año a la Facultad de Derecho de Brooklyn. 

Sus delitos fueron revelados por las autoridades en 2008 por sus dos hijos, que no participaron en las estafas. 

Más noticias de Política y Sociedad