Público
Público

La muerte del matrimonio se produjo por un único disparo de un rifle

EFE

El matrimonio de 76 y 82 años que falleció ayer en Vitoria murió por un único disparo de un rifle que les alcanzó a la altura del pecho, según ha informado la Ertzaintza, por lo que la hipótesis de que fuera un crimen de violencia machista pierde peso y se baraja la posibilidad de un suicidio.

El arma utilizada era del hijo de ambos, que fue quien se encontró muertos a sus padres hacia las seis de la tarde en la vivienda donde residían los tres, ubicada en el número 7 de la calle Landaberde, del barrio vitoriano de Lakua.

La Ertzaintza barajó ayer como primera hipótesis que el hombre pudo matar a la mujer y luego suicidarse con una escopeta de caza, aunque sin descartar otras posibilidades.

En las últimas horas, la investigación abierta por la Unidad Científica de la Ertzaintza ha dado un vuelco al comprobarse que los dos ancianos murieron de un único tiro a la altura del pecho y que el arma utilizada fue un rifle de caza, "más potente y preciso" que una escopeta, según han informado a Efe fuentes del Departamento de Interior.

Ante estos hechos, y a falta de conocer el resultado de la autopsia, la Ertzaintza investiga ahora si el matrimonio pudo suicidarse de mutuo acuerdo o si el hombre quiso suicidarse y su mujer murió al intentar impedirlo.

El matrimonio era de origen cubano aunque llevaban años viviendo en Vitoria.

Los cadáveres permanecen en el instituto anatómico forense de Vitoria, donde se les está practicando la autopsia, que probablemente aportará más datos a la investigación de este caso.

El suceso conmocionó ayer a la capital alavesa y al barrio de Lakua, donde un vecino indicó que había oído hacia las 16:30 horas un fuerte ruido procedente de la vivienda donde vivía el matrimonio fallecido, aunque no creyó que se tratara de un disparo.

Más noticias