Público
Público

La muerte de Ernesto ‘Che’ Guevara aún permanece fuera dominio público

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cuatro décadas después de la ejecución del mítico Ernesto Che Guevara, el ejército boliviano sigue considerando que los informes de la autopsia y el certificado de defunción del mítico revolucionario son material clasificado.
Esta sorprendente situación fue constatada por periodistas del diario local La Razón, cuando solicitaron acceso a esa documentación para fotografiarla. La respuesta que recibieron del mando militar no fue la que esperaban: 'es información clasificada, reservada. Desclasificar un documento es un trámite largo y complicado. No se puede dar información'. Cuarenta años después de los hechos, la burocracia castrense resulta a todas luces excesiva.
Sin embargo, los documentos relativos a la muerte del Che no han revestido ese carácter secreto con anterioridad. Entre otras muchas publicaciones, figuraron en La guerrilla inmolada, un libro escrito por el responsable de la captura del líder revolucionario, el general retirado Gary Prado.
El militar se mostró perplejo ante los reporteros: 'yo tuve acceso a ellos hace 20 años', aunque 'no los saqué del Comando del Ejército', precisa.

Unos papeles con mucha Historia

Los papeles referidos a los últimos días de Ernesto Guevara han tenido una existencia azarosa. El propio general Prado relata: 'se encontraban en una caja fuerte, ahí estaba también el diario del Che, que luego desapareció y lo volvimos a recuperar. Estaban con todos los documentos que pertenecían a la guerrilla'.El 8 de octubre de 1967, Prado y sus hombres capturaron al Che Guevara durante un enfrentamiento con las fuerzas insurgentes del guerrillero. Una vez retenido, tardaron menos de 24 horas en ejecutarlo. El verdugo fue Manuel Terán, un soldado ebrio que seguía órdenes de sus superiores.
Los restos del legendario personajes se arrojaron a la fosa común del aeródromo de Vallegrande donde permanecieron hasta que en 1997 unos antropólogos cubanos y argentinos los recuperaron y depositaron en un mausoleo de Santa Clara, Cuba.

Más noticias en Política y Sociedad