Público
Público

Ha muerto el tenor Giuseppe Di Stefano a los 87 años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El famoso tenor italiano Giuseppe Di Stefano falleció hoy en Santa María Ho, un pequeño pueblo cercano a Milán (norte de Italia), a los 87 años de edad, informó la agencia musical Studio Música.

Di Stefano, nacido en la localidad siciliana de Motta di Santa Anastasia el 24 de julio de 1921, se encontraba en coma desde hacía tiempo, como consecuencia de las heridas que le causaron varios atracadores el 3 de diciembre de 2004, cuando irrumpieron en su casa de Diani (Kenia), donde se encontraba.

El tenor, en gravísimo estado, fue trasladado a Italia el 7 de diciembre de ese mismo año y poco después entró en coma. En estos tres años nunca se repuso y siempre estuvo a su lado su esposa, Mónica, una soprano alemana que cuando era joven fue alumna suya.

Las exequias se celebrarán el próximo 16 de marzo en la iglesia de Santa María de Ho, de 2.000 habitantes, en la provincia de Lecco, según informó su viuda.

La pareja no tenía hijos, aunque Di Stefano si los tuvo de un anterior matrimonio.

Tras conocerse su muerte, el ministro de Cultura italiano, Francesco Rutelli, dijo que ha muerto uno de los "más grandes intérpretes de ópera conocidos, amados y estimados en todo el mundo", un tenor "dotado de un carácter generoso y una voz inigualable".

El Teatro alla Scala de Milán, uno de los grandes templos de la lírica, donde Di Stefano canto en 185 ocasiones, expresó su tristeza por la muerte y dijo que hoy "otro grande de la familia de la Scala entra en la historia de la ópera, en su leyenda".

El nombre de Di Stefano, cuya carrera artística se desarrolló desde la década de los años cuarenta a la de los setenta, está unido al de María Callas, con la que cantó en numerosas ocasiones y con la que debutó en 1951 en Sao Paulo (Brasil).

Hijo de un zapatero siciliano, se educó en los jesuitas y fue alumno del barítono Montesanto.

Debutó en 1946 en la norteña Reggio Emilia, donde cantó "Des Grieux", de Massenet.

Al año siguiente cantó en la Scala de Milano y en 1948 lo hizo en el Metropolitan de Nueva York, con "Rigoletto".

Di Stefano tenía una voz aterciopelada, que unía a una gran presencia en los escenarios, lo que era muy apreciado por los expertos, que destacaron del tenor su voz clara y su sensibilidad a la hora de interpretar.

Con la gran María Callas formó una de las parejas más destacadas del mundo de la lírica.

Con ella cantó, entre otras "I Puritani", de Vincenzo Bellini; "Lucia di Lammermoor", de Gaetano Donizetti; "I Pagliacci", de Ruggero Leoncavallo; "Cavalleria Rusticana", de Pietro Mascagni; "La Bohème", de Giacomo Puccini; "Manon Lescaut (Des Grieux)", de Jules Massenet, "Tosca"; "Un Ballo in maschera", de Giuseppe Verdi.

También "Rigoletto", "La Traviata", "Il Trovatore", todas de Verdi.

Asimismo cantó "L'Elisir d'Amore", de Donizetti; "Fedora", de Umberto Giordano; "Fausto", Charles Gounod; "Das Land des Lachelns", de Franz Lehar; "Manon", de Jules Massenet, "Madame Butterfly", "Turandot", "El barbero de Sevilla", de Giacchino Rossini; y "Aida" y "La Forza del destino", de Giuseppe Verdi.

Sacó al mercado numerosas recopilaciones de sus más famosas arias, en solitario y con Callas.