Público
Público

Una mujer muere a manos de su marido y otra por un joven que la acosaba

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una mujer de 54 años ha muerto hoy en Albox (Almería) presuntamente a manos de su marido enfermo, que la ha disparado con una escopeta con la que se ha quitado la vida, y una joven marroquí de 27 ha sido apuñalada mortalmente en Tarragona por un joven que la acosaba.

La Delegación Especial del Gobierno de Violencia sobre la Mujer está contrastando si estas dos muertes se pueden encuadrar dentro de la negra estadística de violencia machista.

En declaraciones a EFE, una portavoz de la Delegación de Gobierno de Violencia sobre la Mujer ha explicado que en el caso de Tarragona "no hay plena constancia de que existiera una relación sentimental" entre verdugo y víctima, por lo tanto no se trataría de violencia machista.

Según la ley contra la violencia de género, este tipo de violencia es la que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia.

Sanae Haddadi, de 27 años y origen magrebí, apuñalada mortalmente en Tarragona, había rechazado al menos en dos ocasiones mantener una relación sentimental con su presunto agresor, han asegurado a EFE fuentes de la investigación.

Según estas fuentes, la familia de la víctima ha relatado a los investigadores que el presunto agresor, también de origen magrebí, se había obsesionado con la chica y le había pedido que saliera con él, a lo que ella se había negado.

Por su parte, el subdelegado del Gobierno en Tarragona, Joan Maria Abelló, ha pedido "prudencia" y ha manifestado que "parece ser que entre víctima y presunto agresor no existía ningún tipo de relación sentimental", si bien "todas las hipótesis están abiertas".

En el segundo caso, ocurrido en Albox (Almería), la enfermedad mental que sufría el presunto autor del crimen, J.J.A., parece haber motivado el crimen, ha explicado la portavoz de la Delegación del Gobierno contra la Violencia sobre la Mujer.

En el mismo sentido, el alcalde de Albox, José García Navarro, ha asegurado que el agente de la Policía Local de 61 años que se ha suicidado tras matar presuntamente a su mujer esta madrugada llevaba 18 meses de baja por depresión, estado al que ha achacado el "trágico desenlace" del matrimonio.

En declaraciones a Efe, el alcalde ha indicado que el agente, que residía junto a su esposa y sus dos hijos en la barriada de Los Segovias El Cañico, se encontraba de baja por depresión desde hace 18 meses, momento en el que le fueron retiradas las armas reglamentarias, y que este estado se había "agudizado" en los últimos días.

Durante los últimos meses, el hombre había sido tratado de su depresión por el servicio de Salud Mental de Albox.

En lo que va de año han muerto 16 mujeres a consecuencia de la violencia machista y otras cuatro están bajo investigación, entre las que se incluyen estos dos últimos fallecimientos.