Público
Público

Murakami dice que las metáforas son más reales tras el 11-S

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En el caótico mundo de después de la Guerra Fría y los atentados del 11 de septiembre de 2001, el escritor japonés Haruki Murakami dice que las metáforas pueden ser aún más potentes que la realidad, una razón por la que sus libros surrealistas se leen en todo el mundo.

"Creo que la gente está empezando a entender y a aceptar gradualmente la autenticidad de las cosas irreales", dijo Murakami, uno de los novelistas japoneses más leídos del mundo, a Reuters en una entrevista poco habitual.

"Aunque es necesario escribir sobre las formas del mundo de la post-Guerra Fría, no importa lo realista que se sea al escribirlo, no puede expresarse lo suficientemente. De la única forma que puede escribirse es a través de metáforas", declaró.

El escritor de 60 años, un habitual en las predicciones para el Nobel de literatura, lleva tres décadas escribiendo en japonés. Sus novelas, relatos y ensayos han sido traducidos a más de 40 idiomas.

En mayo, publicó la novela de dos volúmenes y 1.055 páginas "1Q84", un título alusivo al "1984" de George Orwell ya que la palabra japonesa para 9 se pronuncia igual que la letra inglesa "Q".

"Estaba 1984 de George Orwell, una novela sobre el futuro cercano (...) Quería escribir algo que fuera lo opuesto, una novela sobre el pasado reciente que mostrara cómo podrían haber sido las cosas", declaró Murakami.

El libro alterna capítulos entre dos personajes, una mujer llamada Aomame y un hombre llamado Tengo. Trata sobre temas como sectas y abusos, así como de sexo, amor y asesinatos.

Incidentes como los atentados del 11 de septiembre contra ciudades estadounidenses y el ataque con gas contra el metro de Tokio en 1995 por parte de una secta religiosa llevaron a Murakami a escribir la novela.

"Para mí, el 11-S no parece un incidente que tuviera lugar en el mundo real. En algún lugar, debe haber un mundo en el que no sucedió", declaró.

"Siempre dudo sobre si este mundo en el que estoy es el de verdad. En algún lugar de mí, siento que hay un mundo que podría no haber sido así".

En Japón se imprimieron más de 2,2 millones de copias de "1Q84" en octubre.

SECTAS Y CRISIS

En la historia, Tengo conoce a una misteriosa adolescente que ha escapado de una secta religiosa fundada por su padre.

Murakami lleva persiguiendo el tema de por qué la gente se mete en sectas desde que escribió "Underground", una recopilación de unas 60 entrevistas con víctimas del ataque con gas contra el metro de Tokio que mató a 12 personas e hirió a miles más en 1995.

"Está la cuestión de cómo vivir y qué mantener como un conjunto de valores fundamentales. Pero esos valores están faltando ahora, y creo que las sectas seguirán atrayendo a la gente", declaró. "Lo que podemos hacer es proporcionar un conjunto de valores fundamentales para ellos".

Aunque sus temas son variados, el característico estilo de escritura de Murakami, consistente en palabras y frases sencillas que se leen de forma similar en las traducciones, ha seguido siendo el mismo a lo largo de los años.

Murakami, que es traductor de muchas novelas americanas como "El Gran Gatsby", dijo que la traducción le ha ayudado a aprender sobre la buena escritura.

El escritor, poco asiduo de los medios de comunicación, llevó un club de jazz con su esposa antes de convertirse en novelista, y ya está trabajando en el tercer volumen de "1Q84", que podría publicarse en mayo de 2010.

Más noticias en Política y Sociedad