Público
Público

Las musas también quedan en los pubs

Una ruta por los bares literarios de Dublín que sirvieron de inspiración a los grandes escritores irlandeses.

PÚBLICO

Es imposible no inspirarse en Dublín. Tal vez sean los desgastados adoquines del Temple Bar o el aroma de la Guinness a lo largo del río Liffey, la capital irlandesa es creativa y tiene mucho que contar. Lo reconoce su reciente credencial de ciudad literaria otorgada por la Unesco -junto a Edimburgo, Iowa y Melbourne. Y aunque baste una visita al Museo de los Escritores para comprobarlo, la verdad es que lo más recomendable es seguir el rastro de los lugares en los que encontraron inspiración grandes genios como James Joyce, Samuel Beckett, W.B.Yeats, George Bernard Shaw, Jonathan Swift, Flann O'Brien o, recientemente, Seamus Heaney.

Para quienes sean apasionados de la lectura, pretendan trasladarse a otras épocas y vivir experiencias que solo los libros pueden ofrecer no hay mejor manera para saciar esta sed de conocimiento que recorrer la ruta de los pubs dublineses, donde se idearon algunas de las novelas más importantes de la historia de la literatura y que hoy unen cultura y diversión.

Visitar el Guinness Storehouse y dejarse sorprender por las magníficas vistas de la ciudad mientras se disfruta de una pinta en el Gravity Bar, sacarse una foto junto a la estatua de Molly Malone o pensar que en la banqueta del pub en el que uno se sienta Beckett tramaba el argumento de una de sus obras o Flann O'Brien se reía para sus adentros al escribir un chiste son, sin duda, algunas de las experiencias más gratas en el itinerario. Y quién sabe si la próxima persona con la que se comparte una Guinness va a ser la próxima estrella dublinesa de la literatura. Estos son algunos de los pubs por donde merodean las musas:

BRAZEN HEAD
Se rumorea que el creador de los Viajes de Gulliver, Jonathan Swift convirtió este lugar en su sitio favorito. Swift también era deán de la cercana catedral de Christchurch, así que no tenía que ir muy lejos para volver a casa tras tomar un par de cervezas. La leyenda también sugiere que Robin Hood cruzó el umbral de este local, y puesto que data de 1198, quizás sea algo que realmente ocurrió.

OLIVER ST JOHN GOGARTY
El padre de Patrick Kavanagh le pidió que se hiciera cargo de la granja. Amablemente se opuso a ello, y se dirigió andando desde su casa en Monaghan hasta la ciudad de Dublín, a 190 km de distancia. Lugares como el Gogarty's hicieron que su aventura mereciera la pena. El pub toma el nombre del poeta y autor Oliver St John Gogarty, quien sirvió de inspiración para el personaje Buck Mulligan de Ulises. Kavanagh se reunía aquí con su colega, el genio del humor Flann O'Brien. Después de sentarse un rato en el bar hay que salir a explorar el Trinity College.

DAVY BYRNE'S
En el Ulises de James Joyce Leopoldo Bloom describe el Davy Byrne como un "bar tranquilo y agradable. Una madera bonita en el mostrador. Muy bien diseñado. Me gusta la curvatura que tiene". El bar ha conservado todo su encanto, y ha acogido a gran número de importantes figuras literarias a lo largo de los años. Es especialmente popular durante el Bloomsday Festival, que rememora al autor Joyce y su obra maestra Ulises.

NEARY'S
Autor de Borstal Boy, y paseante habitual de la ciudad, Brendan Behan adoraba este lugar. En cuanto uno entra en él se da cuenta de por qué. Es mejor llegar pronto para tener la posibilidad de conseguir un asiento en uno de las acogedoras salitas o entrar en el salón principal y disfrutar del buen humor y la conversación de los dublineses. Tras una jornada de compras en Grafton Street nada mejor que un cómodo asiento en un pub acogedor.

TONERS
El poeta y dramaturgo William Butler Yeats no era muy aficionado a los pubs, así que el hecho de que visitara Toner's con frecuencia es todo un cumplido para este local. Adornado con madera antigua y pequeños rinconcitos y detalles, Toner's es realmente una joya de anticuario. A los aficionados al arte les gustará saber que el pub está a tan solo 2 minutos del National Gallery y el Natural History Museum, convirtiendo a Baggot Street en una zona de gran interés para los amantes de la cultura.


Turismo de Irlanda

Más noticias de Política y Sociedad