Público
Público

Los músicos, 'contra las cuerdas' el 14-N

Bandas y solistas explican sus motivos para secundar o no la movilización del 14-N

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Colgarse la guitarra o no hacerlo, esa es la cuestión. Son las dos opciones que tiene el músico frente a la huelga general del 14 de noviembre convocada por los sindicatos en protesta por la reforma laboral del Gobierno de Rajoy.

Los músicos, que también verán afectados sus ingresos debido a los recortes, como los derivados por la subida del IVA, tienen motivos de sobra para protestar por su situación. Más allá de la queja, el hecho de sumarse a la jornada de reivindicación puede suponer para el artista un sacrificio extra difícil de ponderar. Poniendo como ejemplo que el artista ofrezca cinco conciertos en un mes, se trataría de renunciar a una quinta parte de su salario mensual. Poca broma en estos tiempos de crisis. Sumarse puede suponer, para los obreros de la música, un coste difícil de soportar a final de mes.
'Los músicos es de los pocos gremios de este país que nunca nos hemos puesto de acuerdo', dice Arroyo de Los Secretos 'Hace poco dijo el ministro de cultura que los músicos nos tendríamos que bajar el sueldo y en España, el 90%, llevamos funcionando sin sueldo durante todas nuestra vida, no hemos tenido sueldo. Hemos dependido de lo que hemos podido ganar en los sitios donde hemos ido a tocar. Para nosotros la huelga es una especie de lujo que ojalá pudiésemos permitirnos', asegura Jesús Redondo, teclista de Los Secretos, un grupo que sin llegar a ser número uno en listas ventas, ha sabido manterse durante más de 30 años con una carrera sólida. Por su parte, si les coincidiera un bolo con la huelga, Carlos Tarque y Ricardo Ruipérez, de M-Clan, intentarían 'ser solidarios en la medida de lo posible. Nuestra reivindicación pasa por hacer música de una forma honesta y no aprovecharnos de nada ni nadie', afirmaban en una reciente charla digital que mantuvieron en este diario.

Jesús Redondo (Los Secretos): 'Para nosotros la huelga es una especie de lujo que ojalá pudiésemos permitirnos'Ante la misma pregunta, el rapero Toteking  razona: 'Yo no voy a fardar de lo que no hago. Yo no suelo ir a la huelga. Voy a manifestaciones de vez en cuando. He ido con mi amigo David Bravo a alguna y ha sido más por ver a mi amigo que por ir allí. Son unos principios que me costaría bastante trabajo explicar. Todo apunta a que yo debería ir, pero me pueden otras cosas. La vergüenza es que me reconocen y me piden fotos', explica. 'Yo tengo la conciencia tranquila porque llevo diez años dando leña con mis letras. Ya lo tengo todo hecho, no tengo que pegarle a una cacerola, llevo diez años haciéndolo por gusto en mis letras', continúa.

Su hermano Shotta muestra dudas acerca de si cancelaría el concierto por una huelga. Depende de las circunstancias de cada momento, aclara. Lo mismo le ocurre al grupo Barricada, que aunque no se ha visto nunca en esa tesitura, ya que suelen tocar en fin de semana, sugieren que quizás sí pospondrían el bolo. Ramón Arroyo, guitarrista que comparte banda con Jesús Redondo en Los Secretos, hace autocrítica: 'En cualquier país hay un sindicato o varios. El de los músicos es de los pocos gremios de este país que nunca nos hemos puesto de acuerdo para tener una mínima unión para defender nuestro trabajo y nuestros derechos. Los actores tienen sindicatos, los pilotos... Los músicos en este país somos un desastre', sentencia.

Toteking: 'Yo tengo la conciencia tranquila porque llevo diez años dando leña con mis letras'En cuanto a cancelaciones, el caso más sonado para este 14-N ha sido el de Patti Smith, que anunció que retrasaría su concierto un día a causa de la movilización. El recinto, que un primer momento iba a ser el Circo Price, pasaba a ser La Riviera.  Los motivos, más allá de la simpatía que pueda sentir la cantante por la lucha social en dicha jornada, suelen apuntar más en estos casos a la logística. Seguridad, transporte, personal de la organización, servicios médicos o limpieza son algunos de los elementos necesarios para que un espectáculo de estas características pueda efectuarse con total normalidad. Como suele suceder en estos casos, las promotoras prefieren no arriesgarse y cambiar de fecha ante una posible cancelación del evento. Ha ocurrido en otros casos como los conciertos de U2 en Sevilla en 2010.  Cowboy Junkies, Sant Ettiene o María de Medeiros son algunos de los artistas que se han visto afectados por el 14-N.

Patti Smith ofrecerá su concierto el día 15 por la movilizaciónÁlvaro Urquijo, líder de Los Secretos, comparte los motivos de la movilización, pero no la ve efectiva: 'Yo estoy un poco defraudado, cada vez más antisistema. Yo fui una víctima. Pedí una hipoteca por muy poco dinero para comprarme la casa en la que vivo y me convencieron para pedir el doble. Ese hecho me pasó a mí. Si yo no pudiera pagar me quitan la casa y encima tengo que seguir pagando el piso', señala. Urquijo rechaza frontalmente las políticas del Gobierno y lamenta no haber visto un banquero en la cárcel mientras se siguen produciendo desahucios, pero considera que una huelga no es la solución: 'No es huelga lo que se tendría que hacer porque a los políticos se las trae floja. ¿Qué podríamos hacer? Otro tipo de huelga. Vamos a no consumir electricidad, mínimo durante tres días todos los meses para hacer un socavón a estos señores de la energía que no están fastidiando. O por favor, vamos a no consumir de estos abusivos precios de la gasolina. Algo organizado desde lo civil o lo no violento. No darles el pie a que unos provocadores alteren el orden para que salga el vídeo de las escenas. Yo no quiero entrar en esa dialéctica porque la información siempre se manipula', advierte. 


Rafa Pons preserva el derecho del público a ejercer la huelga aplazando su concierto.

Álvaro Urquijo: 'No es huelga lo que se tendría que hacer, a los políticos se las trae floja'El cantante reclama acciones que tengan un 'efecto inmediato'. 'Si alguien apaga la luz, a la vez, puede provocar un efecto secundario. Si alguien no consume agua puede provocar un efecto secundario y a lo mejor el director de Repsol o Iberdrola llama al ministro  y le dice ‘éstos me están tocando las narices'. O no pago el IBI, a ver si son capaces de recopilar toda esta gente que no ha pagado el IBI. Ese tipo de manifestaciones son las que necesitaríamos para que reaccionaran, porque lo demás son gritos y palos, nada más', denuncia.

El cantautor Rafa Pons ha aplazado el concierto más importante de su carrera por el 14-NEl que sí que va hacer huelga el 14-N es el cantautor Rafa Pons, que ha preferido postergar el momento más importante de su carrera, 'después de años de pelea', para garantizar el derecho de huelga de los músicos, de los trabajadores del Palau de la Música, el del público, y el suyo propio. 'El concierto es importante pero lo que está pasando aún más, hay que garantizar el derecho a la huelga de la gente'.

Para cuando se empezaba a rumorear la fecha de la convocatoria el músico ya tenía toda la promoción hecha del concierto. Aún así y tras hablarlo con su mánager, decidieron pararlo y buscar otra fecha: el 22 de febrero. 'Una semana antes de que se convocara ya informamos con un comunicado', explica, recordando el riesgo de que finalmente no se hiciera ese día. Para Pons, la cuestión logística era evidente, pero, ante todo, priman las razones ideológicas: 'Ya no es que quiera yo hacer huelga sino la gente que quiera venir. La idea es que todo el mundo pueda ejercerla y yo no me interponga en ese camino', zanja.

Más noticias en Política y Sociedad