Público
Público

Muti subyuga al Real trayendo a "casa" al Fígaro gozoso de Mercadante

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Riccardo Muti ha debutado esta noche en el Real trayendo a "casa" la obra que Mercadante compuso y estrenó en Madrid hace 177 años, "I due Figaro", y su inteligente humor, profundidad y rigor han subyugado el público, que ha agradecido la calidad del montaje con casi 8 minutos de cerrada ovación.

Los aplausos y bravos han comenzado nada más aparecer en el foso el director de la Sinfónica de Chicago, y han rematado cada una de los "cantabile" de esta broma gozosa y de gran calidad teatral, aperitivo del entusiasta final, con los espectadores en pie gritando el nombre de Muti, que ha tenido que salir dos veces a saludar, y constantes "bravi".

La propuesta del director artístico, Emilio Sagi, que ha recuperado el sugerente y realista patio de sus aclamados "El barbero de Sevilla" (2005) y "Las bodas de Fígaro" (2009), los dos precedentes de "I due Figaro", ha gustado también mucho, a juzgar por la intensidad de los aplausos cuando ha salido a saludar acompañado del escenógrafo, Daniel Bianco.

Entre los intérpretes, los más vitoreados han sido Antonio Polo (conde de Almaviva) pero, sobre todo Eleonora Buratto, en su papel de Susanna.

Ellos y Asude Karayavuz (la condesa), Rosa Feola (Ines), Annalisa Stoppa (Cherubino), Mario Cassi (Figaro) han estado las cerca de tres horas de representación muy pendientes de la batuta de Muti, como ya hicieron en el estreno de la obra, en el pasado Festival de Salzburgo de Pentecostés y en junio en el de Ravenna, las dos instituciones que coproducen junto al Real este montaje.

La orquesta ha sido también en esta ocasión la Giovanile Luigi Cherubini, que Muti fundó en 2004, y el coro, los 36 miembros del Philarmonia de Viena.

Mantillas, peinetas, encajes y colores pastel en los goyescos diseños de Jesús Ruiz, casacas con brillantes bordados, una luna inmensa, un patio lleno de tiestos de geranios, naranjos y una buganvilla gigantesca, dan el toque andaluz a esta producción del "eje del placer" que eran Nápoles y Sevilla.

La historia, compuesta en un momento en el que España estaba considerada como "la más bella provincia de Italia", es una secuela de "Las Bodas de Fígaro", con el conde y la condesa "soportándose" años después y con un Fígaro transmutado en un bribón, al parecer como "venganza" por el éxito que tenía la obra de Mozart.

Muti tenía un empeño especial en dirigir esta obra -el título obedece a que Cherubino se identifica como "otro" Fígaro- y que fuera su debut en Madrid desde que supo que otro napolitano, el musicólogo Paolo Cascio, había descubierto en la capital de España, en 2009, el manuscrito original, oculto desde su estreno en el Teatro Príncipe, que dirigía Saverio Mercadante (1795-1870).

Escrita entre julio y octubre de 1826 y estrenada en 1835, la primera obra compuesta por Mercadante en Madrid no tuvo continuidad por culpa de la censura de la época porque algunas frases sonaban "subversivas" en una Europa en la que empezaban a despuntar los movimientos liberales.

La persecución de la censura debió desanimar a Mercadante a llevarse el manuscrito a Italia, cuando regresó para dirigir el conservatorio de Nápoles y así fue como "I due Figaro" permaneció sepultada 170 años, primero en los archivos del Teatro Príncipe y después en la Biblioteca Histórica Municipal de Madrid y allí seguiría si no fuera por la curiosidad de Cascio, investigador de la Universidad Complutense.

La única parte conocida y representada era la obertura de la ópera, interpretada al pianoforte de Ricordi, que la publicó con el título "Sinfonia Caratteristica Spagnola nell'opera buffa I due Figaro del Sig. Maestro Saverio Mercadante".

"I due Fígaro", que tiene influencias de la tradición musical popular española de la época, con ritmos de fandango, bolero, tirana, cachucha, es parte de un proyecto, según explicaba esta semana Muti, que tendrá continuidad con la recuperación de "La rappresaglia", otra gran ópera de Mercadante.

Concha Barrigós.

Más noticias en Política y Sociedad