Público
Público

Niemeyer destaca el "valor democrático" del centro cultural de Avilés

EFE

Carlos Óscar Niemeyer ha destacado hoy que el "valor democrático" del complejo cultural diseñado por su abuelo para Asturias e inaugurado ayer en Avilés como uno de los aspectos con los que más se identifica el arquitecto brasileño que, con 103 años, continúa plenamente activo.

"Quiere a todas sus obras por igual", ha puntualizado Carlos Óscar Niemeyer en declaraciones a Efe, aunque ha admitido que ahora tiene un especial vínculo con el complejo avilesino por ser su primera obra construida en España.

El carácter democrático, en general, de toda su obra, se hace especialmente palpable en la de Avilés, donde no existen distinciones para los espectadores y donde se programarán actos para todo tipo de público.

Carlos Oscar Niemeyer, que vino a Avilés con una carta de agradecimiento de su abuelo, regresará a Río de Janeiro para trasladar al centenario arquitecto la "felicidad" de todo el mundo por la inauguración de un centro que "ojalá sirva para revitalizar a Asturias".

Ante un público que ha abarrotado la sala de cine del complejo cultural, Carlos Oscar Niemeyer, acompañado del arquitecto Jair Valera, se ha referido al buen estado de salud de su abuelo que pese a su longevidad "sorprende a los médicos" y acude a diario a su oficina en Río de Janeiro.

El arquitecto, ha asegurado, hace un seguimiento personal de todas sus obras en marcha y también muestra mucho interés por todo lo que sucede en el mundo.

No obstante, siempre ha tenido miedo a volar "y eso con los años se ha potenciado", ha explicado su nieto, como la principal razón por la nunca ha podido viajar a Avilés para conocer personalmente su obra.

Incluso acude a una clase de Física junto con otras personas en la que estudia lo que él define como "la insignificancia de los humanos en el universo".

Su oficina no cesa de producir obras con la firma de Niemeyer y, entre otros proyectos, están en cartera un centro cultural para las islas Azores (Portugal), una bodega para el sur de Francia y un teatro que le pidió Fidel Castro para Cuba, entre otros muchos.

En breve, además, tiene previsto publicar un libro sobre catedrales, iglesias y capillas, lo que da idea de su vitalidad, ha indicado Valera.

Valera ha recordado que el centro, cuyo diseño Niemeyer regaló a Asturias como agradecimiento por la concesión del premio Príncipe de Asturias, se ubicó finalmente en Avilés, aunque inicialmente también se barajó construirlo en Oviedo, al disponer de los terrenos "más adecuados", a orillas de la ría y frente al casco urbano.

Más noticias de Política y Sociedad