Público
Público

El Nikkei cae más del 2 % en la apertura hasta su mínimo en seis meses

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cayó temporalmente más del 2 % tras la apertura y tocó su mínimo en más de seis meses arrastrado por la desaceleración económica y el aumento del desempleo en EEUU.

En la primera hora de cotizaciones en Tokio el Nikkei cayó 177,10 puntos, el 2,10 por ciento, hasta las 8.269,25 unidades, su mínimo desde el 28 de noviembre de 2011.

Por su parte, el Topix, que reúne todos los valores de la primera sección, se desplomó por debajo de la barrera psicológica de los 700 puntos por primera vez desde marzo de 2009, al perder temporalmente en la apertura el 2,13 por ciento hasta las 693,82 unidades.

La Bolsa de Tokio abrió con pérdidas significativas después de que el viernes EEUU anunciara el aumento del desempleo en mayo por primera vez en once meses, que se situó en el 8,2 por ciento, achacado principalmente a la crisis de deuda europea, informó el diario económico Nikkei.

El parqué tokiota también se ha visto afectado por la fortaleza de su divisa, el yen, que hoy se intercambió temporalmente con el euro en la banda alta de los 96 yenes, mientras que con el dólar lo hizo en la banda baja de los 78 yenes.

No obstante en Wall Street el dólar alcanzó momentáneamente su mínimo en tres meses y medio hasta los 77,66 yenes, mientras que el euro se desplomó temporalmente hasta los 95,59 yenes, su mínimo en 11 años y medio, ante la preocupación por la situación de Grecia y España.

Ante este panorama, el viernes el ministro nipón de Finanzas, Jun Azumi, sugirió que podría ordenar que Japón intervenga en el mercado de divisas si el yen prosigue su fortalecimiento como consecuencia de movimientos especulativos.

Desde septiembre de 2010 el Gobierno nipón ha intervenido en cuatro ocasiones en el mercado de divisas para depreciar el yen, la última el pasado octubre, en una acción que se tomó después de que el yen marcara un nuevo récord frente al dólar al intercambiarse en 75,32 unidades.

La fortaleza del yen, considerada una moneda refugio en momentos de incertidumbre, perjudica seriamente a los exportadores nipones, que ven reducida su competitividad y sus beneficios en el exterior a la hora de repatriarlos.