Público
Público

Los niños adoptados salieron de Haití "contentos y con sus mejores galas"

EFE

Los cuatro niños haitianos adoptados por familias catalanas abandonaron hoy su país con destino a Santo Domingo "contentos y con sus mejores galas", según relató el Embajador español en funciones en Haití, Diego Bermejo.

Bermejo, que destacó el "esfuerzo increíble" del equipo de diplomáticos españoles para llevar a buen puerto este caso, recalcó que las adopciones se hacen "cumpliendo la legalidad en un cien por ciento".

Un helicóptero procedente de la República Dominicana y fletado por autoridades de ese gobierno aterrizó hoy a las 9.00 hora local en el helipuerto de la Embajada Dominicana de Puerto Príncipe para llevar a los niños.

"Estaban muy divertidos con el helicóptero, asustados también cuando empezaron a oír el ruido, es una reacción normal, pero eran unos niños bien nutridos y bien cuidados, con ganas de cariño, que se abrazaban mucho a todos nosotros", explicó Bermejo a un grupo de periodistas españoles.

Los cuatro pequeños- Nick, Polycia, Tania y Daphekaina- son huérfanos recogidos por una señora que fundó un pequeño orfanato llamado "Maison des Anges" (Casa de los Ángeles) donde acogía a unos noventa menores, que milagrosamente escaparon ilesos al terremoto del día 12 de enero.

El embajador reconoció que España es signataria de un tratado europeo que prohíbe las adopciones de países donde suceden catástrofes o conflictos armados, pero puntualizó que el caso de estos niños es diferente porque su adopción había sido autorizada y tramitada antes del seísmo.

Según Bermejo, las familias adoptantes tenían incluso un plan de viaje para venir y llevarse a sus niños, pero todo se paralizó con el seísmo. Ante eso, la embajada española quiso "acelerar el proceso cumpliendo la legislación española".

Aunque existía una nota verbal que autorizaba su salida del país, la embajada insistió en dotar a los niños de cuatro pasaportes, trámite que se ha alargado más de lo previsto ante la práctica ausencia de instituciones del gobierno.

Finalmente, ayer por la noche los pasaportes llegaron a la embajada y fue así que esta misma mañana los niños abandonaron su país, probablemente para siempre.

Porque, según el embajador, esta ha sido "una adopción plena", lo que significa que los niños han sido inscritos con los apellidos de sus familias de acogida y que "rompen todo vínculo con su país de origen".

Junto a los cuatro niños ha viajado a España otro menor pero no como adoptado, sino en régimen de acogida temporal en una familia que le va a ayudar a ser operado de un problema parecido a la parálisis facial, explicó Bermejo.

"Viajará a España, su familia de acogida lo curará y cuando puedan lo regresarán" a su país, subrayó el diplomático.

Esta tarde, en torno a las 19.00 hora local las familias de los cuatro niños adoptados tienen previsto llegar a Santo Domingo, y de inmediato se dirigirán a la residencia del embajador (que es el mismo Diego Bermejo, quien ha simultaneado los cargos durante los pasados 14 días).

Allí se producirá el encuentro de los niños con sus padres adoptivos, y probablemente será mañana cuando todos juntos vuelen a España, salvo el quinto niño, que se quedará en la residencia durante un par de días.

Más noticias de Política y Sociedad