Público
Público

"No me dí cuenta de lo desaliñada que estaba hasta que me ví en la televisión"

Tras convertirse en un fenómeno mediático, la fama lleva a Susan Boyle a preocuparse por su aspecto e intentar mejorarlo

EFE

Susan Boyle, la escocesa de 47 años que ha saltado a la fama en la televisión británica gracias a su voz, su timidez y su aspecto poco cuidado, ha cambiado de ropa y se ha arreglado el pelo tras convertirse en el objetivo de la prensa amarilla en el Reino Unido.

El diario The Sun publica hoy una amplia fotografía de Boyle en Escocia, donde se la ha visto con un vestido floreado más juvenil, una cazadora de piel y un peinado ligeramente más cuidado.

La desempleada escocesa, todo un fenómeno mediático desde su aparición en el programa B ritain's got talent (El Reino Unido tiene talento) hace once días, está "adaptando" su aspecto a su creciente fama, comenta el rotativo británico.

"Susan está un poco preocupada por su apariencia", dijo al diario una fuente del programa. Fue la propia Boyle quien señaló: "Necesito resolver mi vestimenta y mi peso. Hasta que me vi en la televisión no me di cuenta lo desaliñada que estaba. Quiero verme bien y elegante".

Boyle cautivó a la audiencia de Britain's got talent con la canción I dreamed a dream del musical Los Miserables y sorprendió a los 11,3 millones de personas que la vieron cantar en directo en la cadena británica ITV.

Boyle, que invierte buena parte de su tiempo como voluntaria en una iglesia de Blackburn, una pequeña localidad próxima a Edimburgo, y que vive sola junto a su gato Peebles, es una trabajadora social en paro cuyas aptitudes artísticas hasta ahora sólo eran conocidas por los parroquianos que frecuentaban el karaoke local.

En su actuación, Boyle admitió que nunca le habían besado y que su sueño siempre fue dedicarse a la canción.

Más noticias de Política y Sociedad