Público
Público
Únete a nosotros

"No recuerdo nada igual desde Aznar con el 11-M"

Los corresponsales extranjeros, sorprendidos con la convocatoria del Supremo para explicar los procesos contra Garzón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'No recuerdo algo similar desde el atentado islamista del 11-M, durante la presidencia de Aznar, cuando nos llamaron, al igual que a los directores de periódicos españoles, para convencernos de que había sido ETA'. Walter Haubrich, corresponsal del semanario alemán Sonntagzeitung, se ha quedado estupefacto con la convocatoria del Tribunal Supremo para explicar este viernes a los corresponsales extranjeros los aspectos técnicos del procedimiento contra un aforado. O sea, contra el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.

No es el único asombrado. Periodistas británicos, italianos, alemanes, portugueses o franceses consultados por este diario han reflejado su extrañeza por esta cita inédita. 'Es sorprendente. Sólo significa que [el Supremo] está a la defensiva', asegura José Alves, corresponsal del semanario portugués Expresso durante años y ahora freelance para varios medios.

'Deja bastante claro cuáles son sus intenciones, pero tampoco somos tontos', cree Claudia Cucchiarato, corresponsal del rotativo italiano L'Unità. 'Hay miedo a que las cosas no vayan por donde quieren. Antes de encontrarse con noticias que no puedan controlar, intentan hacerlo de esta manera'.

El Supremo niega, sin embargo, que pretenda enfocar la información y orientar a la prensa foránea. Fuentes del alto tribunal aseguraron a Público que los periodistas españoles también iban a ser llamados, pero antes 'la convocatoria trascendió a un medio de prensa escrita', en referencia a El País, que hoy publicó un editorial crítico con el asunto. 'No ha habido una rectificación', insisten las mismas fuentes, sino una 'precipitación en la información'.

'Con Franco había llamadas, pero no las aceptábamos'

Haubrich lo ve todo 'muy raro', asegura el también colaborador de Frankfurter Allgemeine. 'En democracia, no he visto una llamada especial de este tipo. En tiempo de Franco había muchas, con amenazas y todo. Nos decían que no podíamos hablar de algunas cosas, pero no lo aceptamos nunca'.

Dos corresponsales franceses que prefieren no identificarse entienden que el Supremo está 'preocupado' por la repercusión internacional, de ahí la convocatoria a los medios extranjeros, ya que consideraría que los españoles están 'convencidos' y 'posicionados en su trinchera'. En todo caso, añaden, 'da la impresión de que te van a decir cómo tienes que hacer tu trabajo, pero si quiero información sobre la justicia, sé a quien recurrir'.

Alves estima, al margen de la convocatoria, que en el extranjero es muy difícil vender que 'un señor que intenta averiguar la responsabilidad de los crímenes del franquismo vaya al banquillo por iniciativa de unos franquistas'. Entiende que el Supremo intente explicarles 'por qué intentan juzgarlo', pero cree que el lector 'no lo va a entender jamás'. Se ha interpretado, añade, como una 'caza de brujas' contra Garzón. 'Puede haber fundamentos jurídicos, pero hay decisiones que son de buen sentir común, y ésta no lo es. ¿Por qué la ley de amnistía no es válida en Argentina y aquí sí?'. 

'La convocatoria es algo muy raro. En democracia, no he visto una llamada especial de este tipo'

Más impresiones: 'La que se ha montado con una convocatoria. Una situación de locos que se les ha ido de las manos', esgrime una corresponsal de una radio centroeuropea; 'La prensa de izquierdas en Italia está sorprendida y enfadada', sostiene Cucchiarato; 'Llego de un país donde Maquiavelo es el rey de todo... Puedes intentar influenciar a algunos periodistas, pero hacerlo con los anglosajones, tan críticos con España, es muy difícil', dice Michele Calcaterra, del económico italiano Il Sole 24 Ore.

La corresponsal de otro periódico trasalpino, que opta por mantenerse en el anonimato, ha recibido la llamada de una manera más positiva. 'Lo percibí como una manera de hablar del caso Garzón y como una oportunidad de conocer mejor el sistema jurídico español, y en comparación con los sistemas extranjeros, como si hubiese una equivocación hasta ahora', explica, consciente de que 'la coincidencia temporal es bastante evidente'.

El corresponsal del Guardian ve positivo que se les informe

Giles Tremlett, corresponsal del británico The Guardian, cree que la convocatoria debe ser valorada 'a posteriori', ya que todavía no sabe qué va a escuchar. 'Si nos llaman para echarnos la bronca, somos adultos y profesionales y no les haríamos caso. Si es para informarnos, me parece bien. Lo siento por Moratinos que tiene otra cosa a la misma hora y no va a ir nadie'.

Tremlett, lejos de mostrarse sorprendido, estima 'deseable' que se informe del caso a la prensa internacional. 'Todo periodista quiere estar en el corazón de la noticia, y el corazón de la noticia está en el Supremo. No me escandaliza para nada'. 


El Círculo de Corresponsales Extranjeros en España ha decidido esta tarde enviar un comunicado de prensa ante las reacciones producidas en el que manifiesta que le parece 'una buena iniciativa que el Tribunal Supremo haya querido convocar a los corresponsales extranjeros para informar'. Subrayan que 'cuánta más información, mejor'.

Asimismo, afirman que se alegran de la ampliación de la convocatoria a la prensa española, tal y como anunció esta mañana el propio Supremo. 'Un tema de este calado interesa a todos los periodistas', reza el comunicado oficial, firmado por los responsables de la asociación, Valérie Demon y Martin Dahms. 'Estaremos encantados si otros poderes institucionales y políticos toman en mayor consideración a los corresponsales extranjeros en España'.

Más noticias en Política y Sociedad