Público
Público

"No podemos resolver los problemas de empleo sin introducir la variable ambiental"

Economistas Frente a la Crisis y Equo piden cambiar el modelo productivo y que la economía sirva para dar respuesta a las necesidades de las personas dentro de los límites del planeta en lugar de buscar el crecimiento a cualquier coste

Foto del acto organizado hoy entre Equo y Economistas Frente a la Crisis

DANIEL MARTÍN

“Nuestra sociedad sabe que está avocada al colapso medioambiental. Somos la primera generación en saberlo y la ultima en poder evitarlo”, con esa rotundidad se ha expresado hoy Natalia Fabra, de Economistas Frente a la Crisis (EFC). Lo ha hecho en un acto de debate organizado en Madrid por su organización en colaboración con el partido ecologista Equo. Al evento acudieron algunas de las voces más relevantes de la política verde.

El encuentro tenía como objetivo principal concenciar sobre la necesidad de cambio del modelo productivo hacia una economía sostenible y arrojar luz sobre las posibilidades operativas para realizarlo.

El presidente de EFC, Jorge Fabra Utray, abrió el coloquio con una llamada de atención a la izquierda, a la que pidió que estableciera una líneas comunes para hacer frente al pensamiento neoliberal y a su modelo económico basado en un “crecimiento inviable”.

Fabra define al hombre como un “depredador del medio natural que nos da sustento”. Pero vislumbra una vía para contener los instintos de crecimiento desmesurado del ser humano y hacerlos compatibles con la sostenibilidad del planeta: la evolución tecnológica y la explotación de recursos renovables.

El siguiente en tomar la palabra fue Juan López de Uralde, coportavoz de Equo, que se mostró descontento con que la crisis ecológica no tenga tanta exposición mediática como la económica y la social. “Afecta al agua que bebemos, al aire que respiramos y a la comida que comemos”, señaló en un intento de ilustrar la trascendencia del tema tratado.

Acto seguido, Pepa Bueno, la periodista encargada de moderar el acto, abrió el debate a otros actores. Las questiones propuestas a los conferenciantes fueron las siguientes: ¿Es compatible el crecimiento con la sostenibilidad? ¿Cómo generamos empleo en clave verde el contexto actual?

“Lo que importa es cumplir las necesidades de las personas dentro de los límites del planeta”

Para Florent Marcellesi, portavoz de EQUO en el Parlamento Europeo, es necesario abandonar el dogma del crecimiento a cualquier coste. “Lo que importa es cumplir las necesidades de las personas dentro de los límites del planeta”. aseveró.

La mayoría de los ponentes mostraron conformidad con la tesis de que, como se está viendo en España, un crecimiento del PIB no implica una mejora del bienestar. “Se debe cambiar crecimiento por progreso”, afirmó Cristina Narbona, exministra de Medio Ambiente por el PSOE.

Narbona insistió en que el problema de la economía mundial es la distribución de la riqueza. Sobra producción, pero no llega a quienes la necesitan. Para ilustrar esa tesis la exministra recurrió al siguiente ejemplo: “En los países pobres mucha gente come más de lo que debe mientras a otros no llega la comida, pero esos alimentos existen”.

Fernando Rodrigo, de EFC y Equo, llamó a superar el debate entre crecimiento y decrecimiento. Para él, estamos en la economía del postcrecimiento y ahora debe realizarse un cambio del modelo productivo en clave verde.

El planeta no tiene capacidad para soportar el modelo productivo actual

Por su parte, Joaquín Nieto de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) pronosticó que la sociedad se colapsará si no cambia el modelo económico ya que el planeta no tiene capacidad para seguir produciendo y consumiendo como se está haciendo actualmente.

En la misma línea que los defensores del Green New Deal, que mantiene que la transición a un planeta sostenible crearía empleo por la necesidad de mano de obra para hacerla efectiva, Nieto defiende que "no se pueden resolver los problemas de empleo sin introducir la variable ambiental”.

En esa transformación se debería crear nuevos ámbitos de trabajo, reformar algunos sectores anticuados y eliminar aquellos caducos en punto de no retorno, según ha explicado Rodrigo.

Aunque admiten no poder hacer predicciones sin conocer antes las circunstancias concretas en las que se realizarían esos cambios, los ponentes coinciden en pronosticar que los más probable es que el saldo de empleos creados superase a los destruidos en esa transición. “Habrá ganadores y perdedores”, señaló Rodrigo.

Aplicar alternativas verdes conllevará de manera indefectible un enfrentamiento con el 'núcleo duro del sistema

En ese sentido, los conferenciantes manifestaron que aplicar alternativas verdes conllevará de manera indefectible un enfrentamiento contra el capital. Las grandes corporaciones no muestran disposición a renunciar a sus amplios márgenes de beneficios en pos de la salud del planeta. "La política ha desisitido históricamente de controlar a las grandes corporaciones", aseveró Narbona 

Para Manolo Gari, miembro de Podemos, en la actual "situación de emergencia social" es inevitable ese careo con los grandes poderes. En su opinión, para salir de la crisis hay que "luchar contra la maximización del beneficio a toda costa", algo que lleva al enfrentamiento con el "núcleo duro del sistema".

El acto finalizó con la intervención de Antonio González, vicepresidente de EFC, que urgió a políticos y a sociedad civil trabajar para encontrar un nuevo "equilibrio global entre trabajo y capital" porque "hace ya tiempo que el mercado no satisface las necesidades de la gente".

Más noticias