Público
Público

Las nuevas plantas son "la consecuencia" de la resolución del OIEA, según Irán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La decisión de Irán de edificar diez nuevas centrales nucleares es consecuencia de la resolución de condena aprobada el pasado viernes por el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), afirmó hoy el presidente del Organismo iraní de la Energía Atómica, Ali Akbar Salehi.

En declaraciones divulgadas por la prensa local, el responsable iraní reveló, asimismo, que el régimen de los ayatolá pretende construir las nuevas plantas de enriquecimiento de uranio bajo colinas y cadenas montañosas para evitar que puedan ser bombardeadas.

"Nosotros no teníamos planes para construir más instalaciones nucleares como el de Natanz, pero parece que Occidente no quiere comprender el mensaje de paz que le envía Irán" argumentó Salehi, a quien cita la televisión estatal.

"Occidente ha adoptado una actitud hacia Irán que ha obligado al Gobierno a ratificar la construcción de diez centrales similares a la de planta de enriquecimiento de uranio de Natanz", donde al parecer Irán tiene miles de centrifugadoras ocultas bajo suelo, agregó.

La Junta de Gobernadores del OIEA aprobó el pasado viernes, con 25 votos a favor, tres en contra y seis abstenciones, una resolución de condena contra Teherán por la opacidad en la gestión de su programa nuclear.

La resolución, la primera desde 2006, condena también a Irán por haber ocultado la construcción de una nueva planta de enriquecimiento de uranio cerca de la ciudad santa de Qom, al suroeste de Teherán.

Su existencia fue desvelada el pasado 25 de septiembre por el presidente norteamericano, Barack Obama, quien acusó a Irán de quebrar la confianza del mundo.

Aunque Teherán asegura que no violó la ley ya que informó al OIEA cuatro días antes del anuncio del mandatario estadounidense, la denuncia fue apoyada por el presidente del OIEA, Mohamad El Baradei.

El domingo, el Consejo de Ministros iraní agudizó el conflicto con la comunidad internacional -que le acusa de ocultar un programa nuclear militar secreto- al aprobar un proyecto de ley para la construcción de las referidas plantas.

Sobre este nuevo proyecto, Salehi detalló este lunes que las centrales serán levantadas "en el corazón de las montañas" y que cada una de ellas "tendrá capacidad para abastecer de fuel una central como el reactor de Bushehr", que Rusia construye desde hace una década en la costa iraní del golfo Pérsico.

"Las cinco nuevas localizaciones se edificarán en el interior de las montañas de manera que no puedan ser atacadas", añadió.

Irán y las principales potencias retomaron el diálogo nuclear el pasado primero de octubre en Ginebra, tras meses de interrupción, en un intento por poner fin a un conflicto que estalló en 2002 cuando la oposición iraní en el exilio denunció que Irán ocultaba un proyecto atómico bélico.

A mediados de octubre, Rusia, Estados Unidos y Francia, ofrecieron un acuerdo a Teherán para enviar su uranio al 3,5 por ciento al exterior y recuperarlo tiempo después enriquecido al 19,5 por ciento para tratar de construir nuevas medidas de confianza, oferta que Irán en principio ha rechazado.

Horas antes, y en respuesta a la resolución adoptada el viernes por la Junta de Gobernadores, el Parlamento iraní pidió al Gobierno que reduzca el nivel de cooperación con el OIEA, como ya hizo en 2006.

Más noticias en Política y Sociedad