Público
Público

Nuevas pruebas conectan las camas solares con el cáncer de piel

Reuters

Por Amy Norton

Las mujeres que utilizancamas solares tienen más riesgo de desarrollar cáncer de piel,según un nuevo estudio, sumando otra evidencia más respecto aque esos equipos son tan dañinos como los rayos solares.

Muchos estudios han relacionado las camas de bronceado conel riesgo de cáncer de piel, y la Agencia Internacional deInvestigación sobre el Cáncer considera que la radiación UVartificial es un carcinógeno humano.

Pero no todos los estudios han encontrado que las camassolares son un riesgo.

Se cree que aproximadamente uno de cada cincoestadounidenses desarrollará cáncer de piel en algún momento desus vidas. Y el carcinoma de células basales, un tipo de cáncermuy curable, es responsable de la mayoría de los casos.

El equipo liderado por Jiali Han, de la Facultad de Medicinade Harvard, analizó información de unas 730.000 enfermeras deEstados Unidos controladas durante 20 años.

En el Journal of Clinical Oncology, el equipo publica quelas participantes del estudio que utilizaron camas solares en lajuventud eran más propensos que el resto a desarrollar cáncer depiel, en especial, carcinoma de células basales.

Las que utilizaron las camas solares por lo menos cuatroveces por año entre el colegio secundario y los 35 añosestuvieron un 15 por ciento más propensas a desarrollar uncarcinoma de células basales que las que nunca habían utilizadouna cama solar.

El equipo detectó niveles de riesgo similares asociados conel melanoma y el carcinoma de células escamosas, un cáncer que,como el de las células basales, posee una alta tasa de curación.

Pero en el caso del melanoma, el resultado no fueestadísticamente significativo. En parte, quizás, por la pocacantidad de mujeres que lo desarrolló, ya que se les diagnosticóa 349 de las 730.000 participantes, comparado con las 5.500 concarcinoma de células basales.

"Es un estudio grande y bien diseñado que respalda larelación entre el uso de las camas solares y la aparición demelanoma y carcinoma de células escamosas", dijo la doctora JuneK. Robinson, profesora de dermatología de NorthwesternUniversity, Chicago, y que no participó del estudio.

Robinson consideró también que el estudio aporta pruebas deque los rayos que emiten las camas solares también favorecen laaparición del carcinoma de células basales, y destacó unresultado importante: el riesgo aumentaba con unas pocassesiones de cama solar por año.

"Muchas personas toman 20 o más sesiones por año", precisó.Además, el estudio sugiere que el riesgo aumentaría de manerainversamente proporcional a la edad en que se inicia estaactividad.

Las mujeres que utilizaron camas solares por lo menos sieteveces en un año durante el colegio secundario y la universidadson un 73 por ciento más propensas a desarrollar un carcinoma decélulas basales que las que nunca las habían utilizado, según elestudio.

Los resultados, concluyó el equipo, "respaldan lasadvertencias públicas en contra del uso de las camas solares" yrefuerzan el argumento para aplicar restricciones comerciales.

Varios países prohíben que los menores de edad usen lascamas solares. En el 2011, California fue el primer estado deEstados Unidos que prohibió su uso a menores de 18 años.

Más noticias de Política y Sociedad