Público
Público

Nuevos datos ratifican que lo peor de la crisis ha pasado

Las ventas de las grandes empresas y la producción industrial tocan fondo

B.C.B.

La economía española sigue emitiendo síntomas de que la fase más aguda de la crisis puede haber comenzado a remitir. Los indicadores publicados en los últimos días, que se refieren a los meses centrales del año, hablan de un frenazo en seco en el ritmo de caída de la actividad económica respecto a meses anteriores.

Ayer se conoció el Índice de Producción Industrial (IPI) del mes de junio, que según los datos corregidos de estacionalidad y calendario cayó un 16,2% sobre el mismo mes del año anterior. Esta es la caída más moderada del indicador en los últimos siete meses.

El índice, que mide la producción del sector industrial, se divide también según el tipo de bien. En este sentido, los bienes de consumo registran una caída del 7%, la más baja de la serie desde septiembre de 2008. El indicador es un termómetro sensible de la fortaleza o debilidad del consumo privado en España.

De confirmarse su ralentización en los próximos meses, se podría ver una recuperación del buen tono de la demanda. En concreto, son los bienes de consumo no duradero los que han mejorado de forma más acusada y las industrias de alimentación y bebidas aumentan su producción respecto a 2008.

En cuanto a los bienes de equipo y bienes intermedios, dos elementos que reflejan la actividad industrial, sus recortes siguen siendo muy pronunciados, por encima del 20%, aunque mejoran la tendencia respecto a meses anteriores.

En línea con esta tenue recuperación de la actividad industrial, se conocieron ayer los datos de ventas de las grandes empresas, que elabora la Agencia Tributaria. En junio, las ventas de las compañías con una facturación superior a los seis millones de euros cayeron un 11,7%, el recorte más moderado desde octubre de 2008.

Las exportaciones se han comportado mejor que las ventas interiores (con una tasa poco fiable al ser comparadas con junio de 2008, cuando tuvo lugar la huelga de transporte en España). Especialmente llamativa es la rápida recuperación de las exportaciones a los países de la UE, que en junio cayó un 10,7%, la mitad que en los meses precedentes.

La nota negativa la puso ayer el indicador de actividad del sector servicios PMI, que apuntó una fuerte contracción del comercio en julio. La caída de nuevos pedidos se aceleró en junio y se ajustó de nuevo la mano de obra en el sector. Además, los precios de venta también cayeron.

Más noticias de Política y Sociedad