Público
Público

Oaktree estudiará las cuentas de Rumasa

El fondo de inversión no tomará una decisión de compra hasta no conocer la situación financiera

P. BLÁZQUEZ

El fondo de inversión estadounidense Oaktree y Nueva Rumasa firmaron ayer un acuerdo según el cual la familia Ruíz-Mateos se compromete a poner a disposición de los expertos de la firma toda la información que precisen.

Las negociaciones entre ambas compañías comenzaron hace una semana, pero las dificultades para obtener información han frenado el avance de las mismas. Por eso, según fuentes cercanas al caso, ahora lo que domina es la prudencia. "Oaktree no quiere generar falsas expectativas. Su expertos no saben qué se van a encontrar", advierten las fuentes consultadas. El fondo tiene siete días de plazo para estudiar la situación financiera de Nueva Rumasa y decidir luego si está o no en condiciones de acceder a la inversión. El proceso de estudio no conllevará ninguna interferencia en las decisiones operativas y de gestión de las empresas de Nueva Rumasa, y además aseguran que "es totalmente compatible con la situación judicial de la compañía".

El conglomerado de empresas de la familia Ruíz-Mateos cuenta ya con 16 empresas en situación de preconcurso de acreedores tras conocerse que las compañías que aglutina el Grupo Garvey también se han acogido a esta posibilidad.

Por otro lado, fuentes cercanas a la investigación de los pagarés aseguraron a la agencia Efe que sólo se conocen los datos de 900 de los 5.000 supuestos inversores que según la familia Ruiz-Mateos los habían suscrito. Fuentes de la familia niegan la información y aseguran que los contratos son privados, por lo que nadie puede acceder a esos datos.

Más noticias de Política y Sociedad