Público
Público

Obama abreel Ejército a los homosexuales

El mandatario promete acabar con la discriminación hacia el colectivo

ISABEL PIQUER

Barack Obama prometió el fin de semana poner fin a las restricciones de los homosexuales en el Ejército, también conocidas como 'dont ask dont tell' ('no preguntes y no te digo') en un discurso ante la Campaña pro Derechos Humanos, la mayor organización de defensa de los homosexuales de EEUU.

El mandatario quiso así apaciguar el malestar de una comunidad que le apoyó durante la campaña y desde entonces se ha sentido olvidada. Ocurrió en vísperas de una gran de protesta, la Marcha por la Igualdad Nacional, que ayer reunió en Washington a miles de personas a favor de los derechos del colectivo.

En la gran explanada de la capital, banderas con los colores del arco iris y pancartas con inscripciones como Hey Obama let mama marry mama (Obama, deja que mamá se case con mamá) ponían de manifiesto un creciente descontento. Si bien el presidente nunca se mostró a favor del matrimonio gay, sí prometió que facilitaría las uniones legales.

El organizador de la marcha, Cleve Jones, declaró ayer que había aplazado el evento, previsto para principios de este año, para dar una oportunidad a la Casa Blanca, pero que estaba preocupado por que Obama no cumpliera sus promesas. 'Le hemos visto en muchas ocasiones', dijo Jones, 'la igualdad no se puede trocear'.

La noche del sábado, Obama reconoció que los cambios prometidos estaban tardando más de lo previsto. De hecho no dio fecha para repudiar las normas que permiten al Ejército echar a un soldado que no esconde su homosexualidad, pero pidió paciencia. 'No dudéis de los avances que vamos a lograr, mi compromiso con vosotros es inquebrantable', dijo.

La comunidad gay está descontenta, no sólo por el tema del Ejército, sino también por la lentitud con la que Washington trata de derogar el Acta de Defensa del Matrimonio, que prohíbe al Gobierno federal forzar a los estados a reconocer las uniones homosexuales.

El presidente prometió firmar también la legislación sobre delitos de odio, que incluye la definición de ataques por la orientación sexual, la identidad de género o la discapacidad. La Cámara de Representantes aprobó el jueves la nueva ley que mañana debería también recibir el visto bueno del Senado.

Más noticias