Público
Público

Obama irá a Copenhague y ofrecerá recortar las emisiones un 17%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, viajará a Copenhague para asistir el 9 de diciembre al inicio de la cumbre sobre cambio climático de Naciones Unidas, y su país se comprometerá a recortar sus emisiones de gases de efecto invernadero para 2020 en un 17 por ciento.

La posición negociadora del presidente estadounidense se ha visto dificultada por la paralización en el Senado de un proyecto de ley que incluye recortes en las emisiones. La Cámara de Representantes aprobó una ley que establece el objetivo del 17 por ciento en 2020 respecto a los niveles de 2005. La versión en el Senado fija una meta del 20 por ciento.

La Unión Europea está presionando para que se adopten recortes mayores y ha prometido reducir sus emisiones en un 20 por ciento frente a los niveles de 1990.

Obama irá a Copenhague antes de recibir su premio Nobel de la Paz en una ceremonia que se celebrará en Oslo, dijo el miércoles a Reuters un funcionario de su Gobierno, aunque no tiene previsto regresar para el cierre de la cumbre.

La ONU alabó su decisión y animó a los países ricos a hacer mayores recortes en sus emisiones.

"Es decisivo que el presidente Obama acuda a la cumbre sobre cambio climático en Copenhague", dijo el director del Secretariado de la ONU para el Cambio Climático, Yvo de Boer.

"Si puede cumplir sus promesas electorales de que Copenhague tiene que ser un éxito yendo él a Copenhague, entonces creo que será decisivo para lograr un buen resultado", agregó en una rueda de prensa transmitida por Internet desde Bonn.

La cumbre tendrá lugar del 7 al 18 de diciembre y contará con la presencia de cerca de 65 jefes de Estado y de Gobierno.

De Boer dijo que el mundo mira a Estados Unidos como ejemplo para que ofrezca un objetivo de reducciones y ayuda los países en vías de desarrollo para afrontar el calentamiento climático.

La mayoría de los países han señalado que será muy difícil alcanzar un tratado legalmente vinculante, en parte por la incertidumbre sobre qué podría ofrecer EEUU.

Los ecologistas esperaban la presencia de Obama en la reunión de jefes de Estado y de Gobierno al final de la cumbre para dar legitimidad a un acuerdo" políticamente vinculante" que Dinamarca aún espera lograr.

En un acuerdo de este tipo, los países desarrollados establecerían objetivos de recortes, los países en vías de desarrollo aceptarían frenar la subida de sus emisiones y los ricos aportarían nuevas ayudas y tecnologías limpias para ayudar a los pobres a luchar contra el cambio climático.

"Los compromisos agregados no igualan los niveles que la ciencia indica que son necesarios", dijo De Boer. "No hay tiempo que perder".

El Panel de la ONU para el Cambio Climático dijo en un informe de 2007 que los países desarrollados deberían reducir sus emisiones entre un 25 y un 40 por ciento en 2020 respecto a los niveles de 1990 para evitar los escenarios peores de olas de calor, sequías, inundaciones y aumentos del nivel del mar.

Más noticias en Política y Sociedad