Público
Público

Obama no recibirá al Dalai Lama

Las deterioradas relaciones con Pekín hacen que el presidente EEUU se olvide de los derechos humanos

DANIEL DEL PINO

Obama da otro paso en falso y cede a los deseos de China pese a que fuera una buena oportunidad para criticar las violaciones de los derechos humanos en el país asiático. El presidente de EEUU no piensa reunirse con el Dalai Lama durante su estancia esta semana en el país por miedo a las represalias de China. Como ya hiciera Nicolas Sarkozy en Francia en agosto del año pasado, el representante de los tibetanos será recibido por personas relacionadas con el Gobierno norteamericano, pero no por Obama.

China ha conseguido su propósito de vetar las recepciones al Dalai Lama en varios de los países más importantes del mundo. La reunión entre el presidente chino, Hu Jin Tao, y Obama hace dos semanas durante la Asamblea General de la ONU en Nueva York parece haber sido determinante según los medios norteamericanos. Además, el próximo mes de noviembre está previsto que el presidente de EEUU visite Pekín, por lo que una recepción ahora al Dalai Lama sería visto por los chinos como una provocación.

Obama está haciendo esfuerzos considerables para mantener las relaciones comerciales con Pekín como ya demostró con su llamada a Hu en noviembre del año pasado nada más ser nombrado presidente. Las tensiones entre ambos países han aumentado en los últimos meses. El columnista de Público, Robert Fisk, publica un amplio reportaje este martes en el diario británico The Independent sobre los movimientos de China para dejar de utilizar el dólar como moneda en las transacciones petroleras.

De confirmarse este movimiento, a Obama no le va a bastar con endulzar las críticas a Pekín por la represión contra tibetanos o uigures. La secretaria de Estado, Hillary Clinton, dijo en su visita a China en febrero que "los derechos humanos no iban a interferir en la crisis económica, el cambio climático y la seguridad mundial". Frase que no deja en muy buen lugar a una administración que volvió a meterse en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU hace poco.

Para Sophie Richardson, abogada de Human Right Watch en Asia, esta decisión de Obama no es nada nuevo. "Los presidentes siempre se reúnen con el Dalai Lama y ¿qué pasa?, absolutamente nada. Esta idea de que siendo amable con el Partido Comunista Chino puedes hacer más dinero es equivocada. Si rebajas tus exigencias sobre los derechos humanos entonces ellos seguirán rebajándolas también".

El primer ministro tibetano en el exilio, Samdhong Rinpoche, también criticó a EEUU. "Está claro que los intereses económicos están por encima de cualquier cosa", dijo.

Obama se va a convertir en el primer presidente desde la década de los 90 en no recibir al Dalai Lama. Según el Washington Post, el máximo representante de los tibetanos, ha visitado el país en diez ocasiones y el tan criticado Bush fue el primer presidente en sentarse públicamente en la misma mesa con él.

Más noticias de Política y Sociedad