Público
Público

Obama: "Si quieres que algo se haga, hazlo tú mismo"

El presidente interrumpe por sorpresa una rueda de prensa en la Casa Blanca y le roba la palabra a su portavoz para anunciar motu proprio la retirada del juez del Supremo David Soulter

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por definición hay pocas cosas que dejan sin palabras a un portavoz, pero una de ellas es que el jefe aparezca por sorpresa y le robe el micrófono, como lo ha hecho esta mañana el presidente de EEUU, Barack Obama, a su director de prensa, Robert Gibbs, para anunciar el retiro del juez del Supremo David Soulter.

En la rueda de prensa diaria de Gibbs, la noticia de que Soulter se retiraba y dejaba así una vacante en el Supremo -la primera que tendrá que llenar Obama- había protagonizado la mayoría de las preguntas.

Gibbs se había limitado a contestar que hasta ese momento la Casa Blanca no había recibido una notificación 'formal' de que el juez tuviera intención de jubilarse.

Cuando respondía lo mismo por enésima vez y los periodistas empezaban a mirar la hora, se abrió la puerta que comunica la sala de prensa de la Casa Blanca con los despachos del Ala Oeste.

Los reporteros se quedaron atónitos al ver entrar al propio Obama, acompañado de varios funcionarios, entre ellos su jefe de Gabinete, Rahm Emanuel.

Hasta tal punto quedaron sorprendidos que tardaron unos instantes en ponerse en pie, como es preceptivo en EEUU cuando llega el presidente.

Hay veces, cuando uno quiere que se hagan las cosas, que 'hay que hacerlas uno mismo', bromeó Obama, al ocupar el podio mientras Gibbs se hacía a un lado.

El presidente estadounidense pasó a anunciar que acababa de hablar con Soulter y el magistrado le había comunicado su renuncia al puesto vitalicio en el Tribunal Supremo.

Obama afirmó que elegirá a alguien imparcial, independiente, excelente e íntegro para sustituirlo y espera que el próximo juez pueda ocupar su sitio el primer lunes de octubre, cuando la Corte retome sus sesiones.

El presidente estadounidense no admitió preguntas y volvió por donde había venido una vez concluyó su declaración.

Fue la segunda vez en sus 102 días de mandato en que compareció por sorpresa en el área de prensa. La primera fue al llegar al poder, cuando acudió a la sala de los periodistas para saludarles de manera informal.

'Vaya, hombre. Él hace el anuncio y me deja las preguntas a mí', bromeó Gibbs al retomar su rueda de prensa. '¿Dónde estábamos, antes de que nos interrumpieran de una manera tan maleducada?'.

Más noticias en Política y Sociedad