Público
Público

Los obispos respaldan las amenazas de Martínez Camino

En privado, algunos prelados rechazan que se hable de herejes en el siglo XXI

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Conferencia Episcopal avaló ayer, en la reunión de su Comité Ejecutivo, las duras palabras de su portavoz, Juan Antonio Martínez Camino, que tildó de 'herejes' a quienes justifiquen algún tipo de aborto. En esta reunión, la primera sin la presencia del cardenal Amigo, también se respaldó la advertencia a los políticos católicos de que caerán en 'pecado mortal público' si votan a favor de la Ley del Aborto.

En el encuentro, según ha podido saber Público, no hubo recriminación alguna a los excesos verbales del prelado, sino todo lo contrario. 'Camino no da puntada sin hilo y, si dijo esas palabras, lo hizo plenamente consciente', señalaron a este diario fuentes episcopales, que añadieron que el obispo 'sólo ha recordado la doctrina oficial de la Iglesia'. Dichas fuentes añaden que detrás de Camino está la voz de Antonio María Rouco Varela, cardenal de Madrid, quien se comprometió con el Gobierno a mantener un 'perfil bajo' en su crítica al Ejecutivo. Formalmente se insiste en que Martínez Camino 'no habló como portavoz de la Iglesia, sino a título personal'.

Algunos miembros lamentaron que se hable de herejía y no de aborto

No obstante, reconocen que algunos términos 'no contribuyen a mejorar la imagen de la Iglesia' y lamentan que los pronunciamientos de Camino 'desvíen el debate y ya no se hable de aborto sí o no, sino de excomuniones y herejías'.

Ningún obispo quiso enmendar la plana públicamente a su portavoz. El arzobispo de Burgos, Francisco Gil Hellín, matizó que en ningún caso los políticos que apoyen la Ley del Aborto caerían en 'herejía', aunque desde el punto de vista doctrinal sí 'es motivo de excomunión'.

Fuentes episcopales señalan que Rouco está tras las palabras de Camino

Para Gil Hellín, la Iglesia tiene pena de excomunión para todos los que actúen en un aborto, pero 'el pecado de quienes permiten que legalmente se pueda abortar es aún más grave'. Con anterioridad a las declaraciones del portavoz episcopal, fue el obispo auxiliar de Bilbao, Mario Iceta, el que pidió al PNV que recapacitase sobre su decisión de facilitar la aprobación de la reforma de la Ley 'porque contrasta llamativamente' con la trayectoria de 'humanismo cristiano' del partido nacionalista.

En privado, no obstante, algunos obispos consideran que términos como 'hereje' o 'excomunión' ofrecen 'una imagen de Iglesia antigua e intolerante', al tiempo que 'limitan la profundidad del mensaje evangélico en defensa de la vida'. Un prelado que no quiso dar su nombre afirmó que 'no se puede hablar de herejes en el siglo XXI', y mostró su tristeza porque 'con sus declaraciones, Camino ha conseguido que ya no se hable de los miles de personas que se manifestaron por la vida' en la manifestación de Madrid.

Más noticias en Política y Sociedad