Público
Público

"Occidente no quiere escuchar el mensaje de paz de Irán"

Teherán justifica la construcción de las nuevas plantas por las recientes críticas del OIEA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Irán ha justificado este lunes su decisión de construir diez nuevas plantas nucleares por las condenas del OIEA del pasado viernes. El Organismo para la Energía Atómica, dependiente de la ONU, criticó con dureza la semana pasada el secretismo de Teherán con respecto a su programa nuclear y ayer las autoridades iraníes desafiaron a la comunidad internacional con este nuevo proyecto. 

El vicepresidente del país, Ali Akbar Salehi dijo a la radio estatal que Irán no tenía pensado aumentar su número de plantas, pero que la postura de la ONU ha sido clave para tomar esta decisión. 'No teníamos intención de levantar nuevas plantas, pero al parecer Occidente no quiere entender el mensaje de paz de Irán'.

Aunque aún está por ver si Irán tiene capacidad para construir todas las plantas de las que habla, las palabras de Salehi serán tomadas como una mera excusa por la comunidad internacional, que lleva tiempo sospechando que Teherán ya tenía pensado estos planes . Las nuevas factorías servirán para producir el combustible nuclear que irán se ha negado a vender a algunos países para su procesamiento. 

El ministro de Exteriores, Bernard Kouchner,  ha atacado duramente al presidente iraní, mahmud Ahmadineyad en una entrevista al diario Le Figaro este lunes Kouchner dice que las autoridades iraníes 'no están ganando tiempo, sino que lo están perdiendo' y vaticina una nueva gama de sanciones 'que aislarán al país comercial e institucionalmente'.

Kouchner ha lanzado multitud de preguntas sobre el programa nuclear iraní para apoyar la postura de Occidente: ¿Por qué ocultaron la construcción de una nueva planta en Qom?, ¿por qué estas investigaciones sobre cabezas de misiles balísticos que no están configuradas para portar explosivos comunes?, ¿por qué investigaciones sobre el almacenamiento de esferas de uranio en metal que forman el corazón de una bomba atómica?', insistió el líder de la diplomacia francesa.

Antes de preparar nuevas sanciones, Kouchner ha vuelto a dejar la puerta abierta al diálogo con Teherán. 'Las sanciones podrían castigar duramente los sectores económicos. Aunque aún no estamos en ese punto. Mandamos una última oportunidad para el diálogo y dejaremos esta decisión a la Unión Europea, que a partir del 1 de enero tendrá una nueva marcha', dijo Kouchner en alusión a la reciente eleción del presidente del Consejo de Europa.

Más noticias en Política y Sociedad