Público
Público

La ofensiva israelí en Gaza mata a 286 palestinos

Reuters

Por Nidal al-Mughrabi

Israel destruyó el domingo el principal complejo de seguridad de Hamás en Gaza en un ataque aéreo y se preparó para una posible invasión del territorio tras matar a más de 280 palestinos en las primeras 24 horas de una potente ofensiva.

Los líderes israelíes dijeron que la campaña era una respuesta a los ataques casi diarios con cohetes y morteros que realizan los extremistas palestinos de Gaza y que se intensificaron después de que Hamás, un grupo islamista a cargo del enclave costero que Israel abandonó en 2005, pusiera fin a un alto el fuego de seis meses hace una semana.

Pese a los ataques aéreos, los militantes dispararon unos 80 cohetes contra Israel, dijeron los servicios de emergencia. En uno de los ataques de mayor alcance, dos cohetes cayeron cerca de Ashdod, un puerto situado a 30 kilómetros de Gaza, sin causar víctimas, dijo la policía.

Tanques israelíes desplegados al borde de la Franja de Gaza, preparados para entrar en el enclave empobrecido donde viven 1,5 millones de palestinos. El Gabinete del primer ministro, Ehud Olmert, aprobó una movilización de 6.500 reservistas, dijo un responsable gubernamental.

"Israel continuará (la campaña) hasta que tengamos un nuevo entorno de seguridad en el sur, donde la población ya no vivirá con terror y miedo de constantes descargas de cohetes", dijo Mark Regev, un portavoz de Olmert.

El Consejo de Seguridad de la ONU instó al cese de la violencia.

Manteniendo la presión sobre Hamás después de uno de los días más sangrientos para los palestinos en 60 años de conflicto, aviones israelíes destruyeron el principal complejo de seguridad del grupo en Gaza, matando al menos a cuatro miembros de las fuerzas de seguridad, dijo un responsable sanitario.

Los muertos elevaron a 286 el número de palestinos fallecidos desde el sábado, cuando Israel lanzó unos 100 ataques contra instalaciones de Hamás. Más de 700 palestinos resultaron heridos.

"Palestina nunca ha sido testigo de una masacre más ominosa que esta", dijo el líder de Hamás, Ismail Haniyeh. Su grupo islamista prometió una venganza que incluirá atentados suicidas en "cafés y calles" de Israel.

Un israelí murió el sábado por el lanzamiento de un cohete desde la Franja de Gaza.

Expertos en asuntos militares israelíes dijeron que la ofensiva no parecía ir dirigida a retomar la Franja de Gaza o destruir el Gobierno de Hamás del territorio, ambiciosos objetivos que podrían ser difíciles y políticamente arriesgados de conseguir antes de las elecciones parlamentarias de Israel del 10 de febrero.

tras un bombardeo aéreo el sábado - quería fortalecer su poder de disuasión y forzar a Hamás a una nueva tregua que llevaría a un cese a largo plazo de los ataques transfronterizos con cohetes.