Público
Público

El OIEA ve riesgos de que Irán oculte más plantas nucleares

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La tardía revelación de Irán de que posee una segunda instalación para el enriquecimiento de uranio despertó preocupaciones sobre la eventual existencia de otros sitios como ese en el país, dijo el lunes un informe de la agencia de supervisión nuclear de la ONU obtenido por Reuters.

El informe señala que Irán había informado al Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) que había comenzado la construcción de un edificio cerca de Qom en 2007, pero el organismo tenía evidencia de que el proyecto se inició en 2002.

Luego habría sido detenido en 2004 y reiniciado en 2006. Irán declaró la existencia del sitio a la agencia de la ONU en septiembre.

Los inspectores del OIEA que fueron admitidos el mes pasado en el Sitio de Enriquecimiento de Combustible Fordow comprobaron que la construcción estaba bien avanzada. Irán dijo a la agencia que el complejo comenzará a operar en 2011.

"La agencia ha indicado (a Irán) que su declaración del nuevo sitio reduce el nivel de confianza acerca de la ausencia de otros complejos nucleares en construcción y plantea preguntas con respecto a si hay otros sitios nucleares no declarados a la agencia", dijo el informe.

Irán dice que el sitio, al igual que el resto de su programa nuclear, tiene por objetivo proveer combustible para sus plantas de energía civil.

Los diplomáticos dicen que el pequeño tamaño del sitio lo hace inadecuado para cualquier actividad excepto para enriquecer pequeñas cantidades de uranio apropiado para una bomba, y el OIEA dijo que Irán aún tiene un número de preguntas que responder acerca del calendario y la finalidad del sitio.

El informe no se refiere al foco inmediato de la diplomacia nuclear con Irán, un plan mediado por el OIEA de acuerdo al cual Irán enviaría uranio poco enriquecido a Rusia y Francia para su conversión en combustible y posterior utilización en un reactor médico de Teherán.

Las potencias mundiales pretenden que aquel acuerdo genere confianza y sea el precursor de las negociaciones acerca del eje de la disputa: su sospecha de que el programa nuclear iraní aspira a producir armas nucleares.

Irán aún tiene que dar una clara respuesta y ha presionado por introducir enmiendas al acuerdo.

El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo el domingo que la diplomacia se está quedando sin tiempo y su homólogo ruso, Dmitry Medvedev, señaló tras un encuentro con él en Moscú que no está completamente satisfecho con el ritmo del diálogo.

Rusia anunció el lunes que aplazará nuevamente el inicio de la primera estación de energía nuclear de Irán, diciendo que problemas técnicos impedirán a sus ingenieros comenzar a operar el reactor Bushehr antes de finales de 2010.

El ministro de Energía Sergei Shmatko dijo que no hubo ningún motivo político en la decisión.

Sin embargo, algunos diplomáticos dicen que Rusia usa Bushehr como una herramienta de presión en sus relaciones con Teherán.

Rusia comenzó a entregar combustible nuclear al sitio a finales de 2007, una medida que para Washington y Moscú hace innecesario que Irán, el cuarto mayor productor de crudo del mundo, tenga su propio programa de enriquecimiento de uranio.

Más noticias en Política y Sociedad