Público
Público

Omar Sharif dice que es más fácil hacer de viejo porque la cara ya tiene expresión y vida

EFE

El actor egipcio Omar Sharif ha asegurado hoy que le resulta más fácil interpretar papeles ahora, "de viejo", que cuando era joven, ya que la cara de una persona mayor ya cuenta con "expresión y vida", mientras que los jóvenes tienen que actuar "mucho mejor para ser buenos".

Sharif, que ayer recibió el premio Alhambra de Honor en reconocimiento a su carrera cinematográfica en la sesión inaugural del Festival Cines del Sur, ha explicado en un buen castellano que aprendió a actuar "hace seis o siete años" y que no le gustan la mayoría de los papeles que ha hecho antes de esa fecha.

A sus 77 años, el protagonista de títulos tan conocidos como "Doctor Zhivago" o "Lawrence de Arabia", mantiene que ahora le ofrecen personajes mucho más "estimulantes" que cuando era joven, ya que "hay muchos papeles para viejos".

Nunca se ha planteado dirigir debido a que, según dice, eligió ser actor "porque no le gusta trabajar" y después de terminar una película quedan "muchas tareas por hacer".

Fue durante el rodaje de "Lawrence de Arabia", la película de su filmografía que más le gusta, cuando conoció de cerca el carácter andaluz, ya que la cinta se grabó entre Sevilla y Almería y le permitió comprobar que "el mundo del Sur tiene las mismas emociones", una idea que favorece proyectos como el de este festival, en el que los pueblos "pueden mostrar que no hay diferencias".

"La gente del Sur no somos fríos como los del Norte, que pueden querer, pero no se nota, mientras que nosotros podemos hacer ver más de lo que tenemos en el corazón", ha reflexionado el actor, para quien los ciudadanos del Norte de cualquier país "son extranjeros".

Sharif atribuye al crecimiento desmesurado de la población mundial la existencia de conflictos entre los pueblos, ya que "los pobres de hoy no pueden comer y hay una lucha entre las personas para tomar el pan antes que el otro".

Por eso, cree que el cine de estos días ha cambiado, dejando de lado los finales felices y los actores y actrices guapos para dar paso a desenlaces fatales e intérpretes "normales o feos que a nadie le llamarían la atención por la calle" y, entre bromas, ha puesto como ejemplo a Dustin Hoffman y Al Pacino.

Sorprendido por el cariño que le ha mostrado el público femenino asistente a la proyección de la película protagonizada por él, "Duelo en los muelles" (1956), incluida en la programación especial del festival, Sharif ha sentenciado que las mujeres del Sur "tienen un gusto perfecto, porque si voy al Norte ni me miran".

De hecho, ha manifestado que no se siente un galán y ha confesado entre risas que desde hace cinco años no tiene "ni una amiga" porque duerme en hoteles, come en restaurantes y "las mujeres no tienen interés en vivir conmigo".

No obstante, ha reconocido que en el último año ha conocido a "dos amigas", una en Egipto y otra en París, de las que se despide después de cenar para que "cada duerma en su casa, porque yo cuando me levanto siempre estoy de mal humor y no quiero ver a nadie".

Más noticias de Política y Sociedad