Público
Público

OMS recomienda limitar publicidad para niños de comida chatarra

Reuters

Por Jonathan Lynn

Los gobiernos deben trabajar con laindustria para restringir la publicidad de alimentos con altocontenido de sal, azúcar y grasas peligrosas destinada a losniños, para combatir así la epidemia de obesidad y otrasenfermedades, dijeron el viernes funcionarios sanitarios.

El pedido es parte de un intento por focalizarse en lalucha contra las enfermedades no contagiosas -como el cáncer,la diabetes, las cardiopatías y dolencias pulmonares-, que sonuna causa creciente de muerte prematura en los países pobres.

Las enfermedades no transmisibles -o no contagiosas- seránel foco de las políticas de salud este año, según se estableciótras un debate de líderes de estado en la Asamblea General deNaciones Unidas, llevada a cabo en Nueva York en septiembre del2010.

El comité ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud(OMS), reunido esta semana, ha estado debatiendo sobre cómoimplementar lo definido por los líderes de estado, y un paquetede nuevas recomendaciones para combatir el marketing dealimentos perjudiciales para los niños es parte de eseesfuerzo.

El doctor Timothy Armstrong, que dirige los esfuerzos de laOMS en la promoción de una alimentación saludable y educaciónfísica, dijo que las enfermedades no transmisibles representanactualmente el 90 por ciento de las muertes prematuras en lospaíses de bajos y medianos ingresos, donde la obesidad es unproblema cada vez mayor.

De los 42 millones de niños menores de 5 años que viven entodo el mundo con obesidad o sobrepeso, 35 millones habitanpaíses pobres, indicó Armstrong en una conferencia de prensa.

El reconocimiento de que la promoción de comida chatarra ybebidas ricas en sal, azúcar y grasas saturadas y trans puedealentar el consumo infantil de esos productos, y de que lapublicidad también puede promover una dieta saludable, llevó ala asamblea de la OMS en mayo del año pasado a instar a laagencia a delinear las recomendaciones.

Esos consejos apuntan a combatir tanto la frecuencia comoel "poder" de la publicidad, por ejemplo el uso de dibujosanimados para cautivar a los niños.

Funcionarios de la OMS consultaron a las compañías líderesdel sector -Coca-Cola, Grupo Bimbo, General Mills, Kellogg,Kraft, McDonald's, Mars, Nestle, Pepsico, Unilever- y a laFederación Mundial de Publicistas.

Las empresas acordaron delinear un código de conducta y secomprometieron a no promocionar productos poco saludables paralos niños menores de 12 años, dijo Armstrong, quien señaló queen otros mercados las empresas no están adoptando las mismaspolíticas a la hora de no publicitar sus productos a losniños.

Por ello, indicó el experto, es necesario que los gobiernostrabajen junto a las compañías para restringir la publicidadapuntada al público infantil de alimentos poco saludables.

Más noticias de Política y Sociedad