Público
Público

La ONU lamenta la escasa atención que se presta a la crisis humanitaria en Chad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El coordinador de asistencia humanitaria de la ONU en Chad, Kingsley Amaning, lamentó hoy la poca atención que recibe la crisis humanitaria que afrontan cientos de miles de refugiados en ese país, que han quedado ensombrecidos por el conflicto de Darfur, en el vecino Sudán.

"La misma existencia de Chad como país no es muy conocida, para algunos no es más que un lago", aseguró Amaning en una conferencia de prensa en la sede de Naciones Unidas.

Advirtió que este desconocimiento hace mucho más difícil atender los graves problemas humanitarios que sufre el país, particularmente después de que el Gobierno evitara en febrero que grupos rebeldes tomaran la capital, Yamena.

Amaning indicó que más de 250.000 refugiados sudaneses se encuentran hacinados en campos de refugiados del este del país diseñados para unas 20.000 personas, lo que dificulta el abastecimiento de agua y la prestación de servicios básicos.

A esa situación se agrega el sufrimiento de otros 180.000 chadianos desplazados por el conflicto interno del país.

Amaning aseguró que las actividades de las organizaciones humanitarias son más difíciles y peligrosas desde la ofensiva rebelde del mes pasado, que ha hecho que el Gobierno chadiano concentre su atención en asegurar su supervivencia.

Yamena acusó hoy a Jartúm de una nueva violación de su soberanía territorial al anunciar que tropas rebeldes amparadas por ese Gobierno han cruzado la frontera para lanzar un ataque contra el Ejecutivo.

La acusación se produjo el mismo día en que se reunieron en Dakar, en un descanso de la cumbre de la Conferencia Islámica, el presidente chadiano, Idriss Deby, y el sudanés, Omar Al Bachir.

Ante este panorama, Amaning advirtió que el único camino hacia una solución política depende de las presiones que la comunidad internacional ejerza sobre las partes.

El coordinador de la ONU en Chad consideró que no ha visto "un compromiso suficiente" para buscar una solución pactada al conflicto, por lo que aseguró recibir con agrado el despliegue de una fuerza de paz europea en la zona para proteger a los refugiados y facilitar la entrega de asistencia.