Público
Público

La ONU modificará el mandato de la misión en Afganistán para coordinar la ayuda a Kabul

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Consejo de Seguridad de la ONU modificará el mandato de la organización en Afganistán para que le permita aumentar la cooperación entre el Gobierno de Kabul, las fuerzas militares internacionales y los esfuerzos de reconstrucción del devastado país asiático.

Así se expuso en el debate abierto celebrado hoy por los 15 integrantes del máximo órgano de Naciones Unidas sobre el deterioro de la situación de seguridad en Afganistán.

El subsecretario general para el Mantenimiento de la Paz de la ONU, Jean-Marie Guehenno, aseguró que la Misión de Asistencia en Afganistán (UNAMA) necesita un "mandato más preciso", más que "poderes adicionales".

Indicó que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, desea un mayor protagonismo para la misión en la coordinación de la ayuda internacional a Afganistán que permita canalizarla a través de las instituciones locales y poder obtener un panorama definido de en qué y dónde se invierte.

Otro punto para mejora que citó es la relación con la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) bajo el mando de la OTAN, que llevan el peso de la lucha militar contra las milicias del talibán y cuyas operaciones han causado en ocasiones roces con el Gobierno de Kabul.

Guehenno también indicó que la UNAMA combatirá el distanciamiento con el Gobierno central que sientes poblaciones alejadas de la capital con un incremento de personal en sus siete oficinas regionales.

El subsecretario general reconoció que el talibán "se ha mostrado más resistente de lo imaginado", que el vacío de poder ha favorecido la aparición de una "masiva y pujante narcoeconomía" y que las instituciones afganas siguen "frágiles" y susceptibles "a la corrosiva práctica de la corrupción".

Guehenno estuvo acompañado del nuevo responsable de UNAMA, el noruego Kai Eide, quien aseguró a la salida de la reunión que sintió el apoyo del Consejo para modificar el mandato de la misión cuando lo renueven el próximo 20 de marzo.

"La coordinación es lo más importante y, como hemos escuchado, se reflejará en el mandato", apuntó Eide, que fue nombrado al cargo la semana pasada.

El diplomático noruego consideró que llegará a Kabul con el apoyo del Gobierno afgano, lo que consideró crucial debido a que "nos encontramos en el medio de un proceso de afganización. Es su país, y ellos están conscientes de ello".

El embajador del Reino Unido ante la ONU, John Sawers, recibió con agrado en su intervención "la disposición del secretario general a que UNAMA asuma un mayor papel en el proceso de coordinación".

Sawers, cuyo país es el segundo mayor contribuyente de tropas a ISAF, reconoció que los actores en el escenario afgano "se deben dejar coordinar" para que la comunidad internacional reúna sus actividades militares, políticas y civiles "en un mismo enfoque".

Por su parte, el embajador de EE.UU., Zalmay Khalilzad, consideró que con la renovación del mandato de UNAMA, que se hará la próxima semana, inicia "una nueva etapa" de la intervención internacional en el país asiático.

Una mayor colaboración civil y militar es uno de los puntos de la nueva estrategia que los líderes de la Alianza Atlántica aprobarán en la cumbre que celebrarán del 2 al 4 de abril en Bucarest, y a la que asistirá el presidente afgano, Hamid Karzai, y el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon.