Público
Público

La OPEP culpa a los especuladores y dice que el barril debe costar la mitad

EFE

La OPEP considera que el barril de crudo cuesta el doble de lo que debiera por pura especulación, por la debilidad del dólar y la hostilidad latente entre los regímenes de Tel Aviv y Teherán por el programa nuclear iraní.

El presidente de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), el argelino Chakib Khelill, se ha expresado en ese sentido en declaraciones a periodistas que hizo hoy en Argel.

Sin la especulación que hay en el mercado del petróleo, sostuvo Khelill, el barril costaría probablemente unos 70 dólares, que es la mitad del precio que alcanzó el viernes pasado en el mercado de futuros de la bolsa de Nueva York.

Khelill, que es ministro de Energía y Minas de Argelia, además de presidente de la OPEP, aseguró que no existe un problema de oferta y demanda de crudo e insistió en que la cuestión está en la burbuja causada por los especuladores.

Por lo menos 40 de los casi 140 dólares que cuesta el barril de crudo son a causa de la depreciación del dólar, dijo.

La opinión de que el encarecimiento del crudo no ha tenido que ver con la escasez de suministros fue manifestada, también hoy, por voceros del cartel de países exportadores, entre ellos el secretario general de la OPEP, el libio Abdalá El-Badri.

Los dirigentes de la OPEP se ha mostrado así disconformes con el precio del barril, que oscilaba hoy entre los 126 dólares del crudo de la OPEP y los 134 dólares a que bajaron los futuros en el mercado neoyorquino.

Se trata de un "injustificado y anormal" encarecimiento del producto, según dijo Arabia Saudí, el mayor exportador mundial de crudo, que ha anunciado hoy la convocatoria de una conferencia de naciones productores y consumidores, en fecha aún indeterminada.

Tras una reunión del Gobierno saudí, encabezada por el rey Abdala bin Abdelaziz, un portavoz oficial explicó que la conferencia, a la que se pretende sumar las compañías petroleras, tiene el objetivo de debatir las causas del encarecimiento y cómo encontrar de manera objetiva soluciones prácticas.

Arabia Saudí agregó que hay suficiente petróleo en el mercado y que el encarecimiento -hay especialistas que vaticinan un precio de 150 dólares por barril antes de un mes- puede afectar a la economía mundial, sobre todo a la de los países en desarrollo.

La OPEP, que produce uno de cada tres barriles del crudo que se consume en el mundo, acusa así las presiones de los países consumidores, particularmente de EEUU, para que eleve la producción a fin de aliviar los precios.

Pero el cartel ha reiterado hasta hoy que no ve la necesidad.

Los miembros del grupo de países más industrializados del mundo (EEUU, Canadá, Alemania, Francia, Gran Bretaña, Italia, Japón), así como los emergentes asiáticos (China, India y Corea del Sur), pidieron el domingo un aumento de la producción y advirtieron del peligro de una recesión mundial por los altos precios del petróleo

Más noticias de Política y Sociedad