Público
Público

La oposición espera ganar las elecciones en Japón

Reuters

Los candidatos aprovecharon el sábado las últimas horas de la campaña en Japón para intentar convencer a los votantes en la víspera de unas elecciones generales que espera ganar el Partido Democrático en la oposición, que tendría que afrontar un desempleo récord y una sociedad que envejece rápidamente.

Según los sondeos, el partido opositor se dirige hacia una victoria contundente sobre el Partido Democrático Liberal (PDL) del primer ministro, Taro Aso, que ha dirigido el país desde que fue fundado en 1955, excepto un breve periodo de 10 meses. El PD podría obtener una mayoría de hasta dos tercios en la Cámara Baja de 480 diputados.

Un triunfo claro del PD acabaría con el 'impasse' parlamentario, puesto que desde 2007 ya controla con sus aliados la Cámara Alta, que aunque tiene menos competencias les ha permitido retrasar leyes importantes.

"Por fin mañana es el día de las elecciones, uno de los que podremos decir a la próxima generación que cambió la historia de Japón", dijo el líder del PD, Yukio Hatoyama, en un mitin celebrado en la ciudad de Sakai, en el oeste del país.

Aso intentó animar a los votantes en Tokio, donde el PD barrió al PDL en las elecciones municipales celebradas en julio. Acusó al PD, que nació hace 10 años, de ser débil en materia de seguridad y dijo que el partido en el poder merece ser reconocido por haber devuelto el crecimiento a la economía en el segundo trimestre, tras la recesión más larga que ha atravesado Japón desde la Segunda Guerra Mundial.

"Os ruego que le deis al poder al PDL para que podamos completar la recuperación", dijo ante unos 500 simpatizantes en una estación de tren.

Los demócratas han prometido centrar el gasto en los hogares, con subvenciones por hijos y ayudas a los agricultores, además de arrebatar el control político a los burócratas.

Según unos datos conocidos el viernes, la tasa de desempleo en la segunda mayor economía del mundo alcanzó un récord máximo del 5,7 por ciento en julio. También mostraron que la deflación está asentada, por segunda vez en menos de cinco años.

Una encuesta en el diario Asahi Shimbun dijo que la participación podría alcanzar el 70 por ciento, el nivel más alto en dos décadas, poniendo de manifiesto la preocupación entre los ciudadanos por el futuro del país. En los comicios de hace cuatro años a la Cámara Baja se situó en un 67,5 por ciento.

POBLACIÓN ENVEJECIDA

Para muchos votantes, las cuestiones más importantes son los problemas económicos y el rápido envejecimiento y disminución de la población.

Japón es el décimo país más poblado del mundo, con más de 127 millones de personas, pero los pronósticos para 2050 lo sitúan decimoctavo con 93,7 millones, según la Oficina del Censo de Estados Unidos.

También está envejeciendo más rápidamente que ningún otro país desarrollado, impulsando los costes sociales. Más de un 25 por ciento de los japoneses tendrá más de 64 años en 2015.

Los analistas han advertido que el enfado con el PDL se debe más a los escándalos y a la incapacidad que perciben para resolver los profundos problemas del país más que por un entusiasmo real hacia la oposición.

"El Gobierno ahora simplemente no es eficaz. No estoy seguro de si el Partido Democrático es bueno o malo, pero ahora lo que quiero es cambio", dijo Kotaro Kobayashi, un jubilado de 75 años de Tokio.

Más noticias de Política y Sociedad