Público
Público

La oposición reclama un recuento de votos y la dimisión de la presidenta del Parlamento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Varios miles de personas se manifestaron hoy para reclamar un nuevo recuento de los votos de las elecciones presidenciales celebradas en Georgia el pasado 5 de enero e incluso la repetición de los comicios, por considerar fraudulentos los resultados que dieron la victoria al presidente Mijaíl Saakashvili.

En el acto de protesta, celebrado frente a la sede del Parlamento, los manifestantes reclamaron además la dimisión de la presidenta del Legislativo, Ninó Burdzhanadze.

El líder de la oposición unificada, Leván Gachechiladze, anunció que el lunes se comenzará con la recogida de firmas en apoyo de esta exigencia.

"Ella es la culpable del fracaso de las conversaciones entre las autoridades y la oposición y también de la aprobación de una serie de cambios ilegales de la Constitución", subrayó.

Asimismo, llamó a sus partidarios a congregarse el próximo día 19 frente a la embajada de Estados Unidos en Tiflis.

"Diremos a Washington que Saakashvili no refleja la opinión de la mayoría de la población georgiana", afirmó Gachechiladze, y agregó que "si las autoridades norteamericanas quieren hablar con nuestro pueblo, deben hacerlo con los participantes en la huelga de hambre y con aquellos que la apoyan".

La oposición exige además la puesta en libertad de las personas detenidas durante las manifestaciones opositoras de noviembre pasado y la liberalización de la legislación electoral de cara a los comicios parlamentarios de finales de mayo, todavía sin fecha exacta.

Mientras tanto, continúa la huelga de hambre que secundan varios militantes del Consejo Nacional de la Oposición, que agrupa a ocho partidos, desde el pasado día 9 en tiendas de campaña instaladas en la Plaza del Parlamento.

Participan en esta huelga de hambre cuatro diputados, varios representantes de las formaciones que integran el Consejo Nacional de la Oposición y mayoritariamente partidarios de esta agrupación.

Paralelamente, siete miembros del grupo parlamentario del partido Nueva Derecha, que no forma parte de la oposición unificada, iniciaron el pasado día 10 su propia huelga de hambre dentro del edificio del Parlamento, para reclamar la dimisión de la presidenta del Legislativo como principal exigencia.

En tanto, Saakashvili instó a la oposición a "poner fin a la huelga de hambre y comenzar a preparar los comicios parlamentarios de mayo".

En opinión del presidente, "ahora es el momento de dejar a un lado las diferencias políticas y de que cada uno determine su lugar en la lucha por la defensa de la soberanía de Georgia".

La oposición se niega a reconocer los resultados oficiales de las elecciones presidenciales, conforme a los cuales Saakashvili obtuvo el 53,47 por ciento de los votos, frente al 25,6 por ciento de Gachechiladze.

Tiflis fue escenario el pasado noviembre de manifestaciones masivas convocadas por la oposición, tras lo cual Saakashvili decretó el estado de excepción en el país y convocó para el 5 de enero elecciones presidenciales anticipadas para someterse a un "voto de confianza del pueblo".