Público
Público

Ordenan la puesta en libertad de un presunto etarra reclamado por España

EFE

El Tribunal de Apelación de Pau (suroeste de Francia) ordenó hoy la puesta en libertad bajo control judicial del presunto etarra Eneko Galarraga Godoy, que había sido detenido el pasado día 24 en la localidad vascofrancesa de Urrugne en virtud de una euro-orden española, según dijeron a Efe fuentes judiciales.

Galarraga deberá presentarse cada primero y tercer lunes del mes ante la comisaría de San Juan de Luz, no podrá salir del departamento de los Pirineos Atlánticos (que incluye al País Vasco francés) y deberá notificar todo cambio de domicilio, precisaron las fuentes.

Al poner en libertad a Galarraga, la Corte accedió a la petición de la defensa del presunto etarra, formulada en una audiencia por la mañana, en la que la fiscalía respaldó la demanda de libertad, condicionada a que hubiera un control judicial.

Por otra parte, en el examen de la euro-orden cursada por la Audiencia Nacional de Madrid contra el presunto etarra, de 27 años, el Ministerio Público pidió a la corte que exigiera a España un complemento de información.

En la euro-orden no se precisaban los hechos reprochados a Galarraga, explicó el fiscal.

El tribunal dará a conocer su decisión el próximo viernes.

Cuando Galarraga fue arrestado en Urrugne, donde vive con su compañera, fuentes próximas a la investigación indicaron a Efe que la justicia española le reclamaba por presuntos hechos de terrorismo y supuestos contactos con dos miembros de ETA en España en 2003.

Por otra parte, el tribunal de Pau decidió hoy aplazar hasta el próximo 12 de febrero su decisión sobre la demanda española de extradición contra la presunta etarra María Jesús Arriaga Martínez.

Arriaga, presunta ex miembro del "comando Nafarroa" de ETA, fue detenida el pasado 26 de noviembre en Baja Navarra, no lejos de la frontera con España, en virtud de una orden internacional de arresto emitida por la justicia española con fines de extradición por hechos que se remontan a 1985.

España la reclama por un atentado contra un policía en mayo de 1985 en Pamplona atribuido al "comando Nafarroa".

Más noticias de Política y Sociedad