Público
Público

La organización de George Clooney y Brad Pitt hace una donación a las víctimas de Darfur

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) informó hoy de que la organización "Not On Our Watch" (No Bajo Nuestra Mirada), fundada por varios famosos de Hollywood como George Clooney y Brad Pitt, ha donado 500.000 dólares para Darfur, la región de Sudán en conflicto desde hace cinco años.

También son miembros de esa entidad no gubernamental Don Cheadle y Matt Damon, así como Jerry Weintraub, productor de la millonaria saga "Ocean's thirteen", en la que participaron los cuatro actores, quienes decidieron aprovechar el impulso que, como grupo, les dio el filme para actuar en favor de esa causa humanitaria.

Además de su exitosa carrera en el cine, Wintraub es un abogado comprometido con causas de derechos humanos.

Esta donación es la segunda que hace "Not On Our Watch" para aliviar en algo el sufrimiento de los civiles que han sido víctimas de la violencia en Darfur, pues el año pasado entregaron un millón de dólares.

Representantes del PMA dijeron esta semana que, por falta de dinero, a finales de marzo se verían forzados a paralizar los vuelos de sus aviones y helicópteros que llevan ayuda vital a esa región sudanesa y que transportan a trabajadores humanitarias a las áreas más remotas de Darfur, donde las necesidades son más urgentes.

La agencia de la ONU precisó que no había recibido confirmaciones de donaciones para su presupuesto anual de 77 millones de dólares.

"Tras haber visto directamente el desafío humanitario en Darfur, George Clooney y sus colegas conocen el poder salvador del servicio aéreo humanitario", que se encargada del transporte de esos artículos básicos, indicó la directora ejecutiva del PMA, Josette Sheeran.

Sheeran aseguró que esa contribución económica marcará "una diferencia para millones de mujeres y niños vulnerables atrapados en el conflicto y podría inspirar otras donaciones".

Por su parte, Clooney dijo que él y sus compañeros se encuentran orgullosos de ayudar a la supervivencia del programa aéreo y alentó a otros a seguir esa acción.

No obstante, subrayó que "la protección de las víctimas del conflicto no debe recaer solamente en organizaciones caritativas, pues el Gobierno (sudanés) es responsable de ayudar a aquellos que no pueden defenderse por sí mismos", según reportaron portavoces del PMA.

Esa agencia de la ONU indicó que unos 8.000 trabajadores, que suministran alimentos, agua y atención médica, usan cada mes sus aviones.