Público
Público

Organizan una batida en busca del joven estadounidense desaparecido en Madrid

EFE

Medio centenar de personas participan esta mañana en Madrid en una batida para buscar al universitario estadounidense desaparecido desde hace ocho días, Austin Taylor Bice, visto por última vez en la puerta de una discoteca situada a pocos metros de la orilla del río Manzanares.

La batida ha sido organizada por amigos del desaparecido y en ella participan su padre, Jarry Bice, y un primo nacido en Panamá y residente en Kansas, Juan Gabriel Paredes.

La Policía Nacional, que ha dado el visto bueno a la batida pero no participa en ella, investiga el caso y en los últimos días ha rastreado el río Manzanares en la cercanías del Puente de Segovia, aunque no ha encontrado ninguna pista.

Los amigos y familiares de Austin y "amigos de amigos" que participan en la búsqueda se han dividido en grupos para cubrir distintas zonas, a partir de la discoteca donde le vieron por última vez, ha explicado a Efe Tamara Lerene, amiga española de Austin.

Consigo llevan unos 300 carteles con su fotografía, que irán colocando a lo largo del recorrido y que enseñarán a las personas con las que se encuentren.

"Todavía tenemos esperanza, pero estamos muy preocupados, porque ya ha pasado una semana y no hay nada nuevo", ha señalado la joven.

Antes de comenzar el rastreo, el padre de Austin, con semblante sereno y en inglés, se ha mostrado "muy agradecido" por el apoyo que está recibiendo y ha manifestado, al igual que el primo, su voluntad de no marcharse de España hasta encontrar al chico.

También participa en la batida el director de Relaciones Internacionales de la Universidad Carlos III, Carlos López Terradas, que ha recordado a Austin como un joven "absolutamente normal, muy simpático, que habla muy bien español y juega al baloncesto", y que mide cerca de 2 metros y pesa 100 kilos.

Una de sus compañeras de piso, Kiara Costa, ha coincidido en que Austin es un chico "muy sociable, que se hace querer pronto, cordial, amable y muy responsable", y ha hecho hincapié en que "no es propio de él desaparecer".

Austin Taylor Bice, de 22 años, es de San Diego (California) y estudia Economía y Dirección de Empresas en la Universidad Carlos III de Madrid desde enero, adonde llegó en enero procedente de la Universidad San Diego State University en el marco de un intercambio.

El viernes 25 febrero salió con unos amigos, de los que se despidió entre las doce y la una de la madrugada del sábado, tras denegarle la entrada el portero de una discoteca próxima al río Manzanares por apreciar que estaba un poco bebido, según relató a Efe María, otra de sus amigas españolas.

Desde entonces, Austin no ha regresado al piso que comparte con un matrimonio y otro chico en el distrito madrileño de Chamberí, ni contesta en sus dos teléfonos móviles.

Sus amigos denunciaron la desaparición el sábado por la noche y unos días después su padre se trasladó desde California a Madrid, donde la embajada de Estados Unidos también colabora en la búsqueda.

Más noticias de Política y Sociedad